Propósitos viajeros
para el 2017

Ya hemos dejado atrás otro año y damos la bienvenida a uno nuevo. Para muchos es momento de hacer balance y plantearse nuevos propósitos a cumplir a lo largo del año recién estrenado.

Nosotras hemos decidido aplicarlo a aquello que más nos apasiona: los viajes. Así que te lanzamos cinco propósitos viajeros para el 2017 que están al alcance de todos, puesto que solo requieren voluntad y predisposición. Estamos convencidas de que si los cumples, tus viajes mejorarán sustancialmente.

1. Conversar con la gente local

Aldea de Laos

Aldea de Laos

A menudo nos ocurre al viajar que nos limitamos a ser meros observadores… y fotógrafos. Nos conformamos con recorrer lugares leyendo nuestra guía o escuchando las explicaciones del guía que nos acompaña como si estuviéramos en una pecera y un cristal nos separase del resto de peces del mar, es decir, las personas que habitan ese lugar. Por eso queremos reivindicar el acercarnos a la población local cuando viajamos, charlar con ellos, compartir momentos y sonrisas, conocerlos un poco en la medida de lo posible.

2. Dejar atrás las ideas preconcebidas

Omaníes jugando al domino¿Cuántas veces has escuchado que para aprender hay que desaprender? Pues esta teoría también es aplicable a los viajes. Apenas existen lugares aislados todavía por descubrir en este mundo tan conectado. Hoy en día es difícil deshacerse de las ideas preconcebidas de países lejanos, geográficamente o culturalmente hablando, con toda la información, a menudo sesgada, que nos llega mediante Internet, los medios de comunicación o, sencillamente, gente de nuestro alrededor. Pero te proponemos hacer el esfuerzo de vaciar la mochila y permitirte el lujo ver las cosas con una mirada y una mente totalmente nuevas y descontaminadas para  disfrutar más los viajes.

3. Probar la gastronomía local e incluso aprender a cocinar algún plato típico

Comida casera esrilanquesaDegustar nuevos platos y sabores es uno de los alicientes a la hora de viajar. Es fantástico descubrir alimentos que son nuevos para nosotros o comer los que ya conocemos condimentados o cocinados de una nueva manera. ¿Y por qué no animarnos a aprender a cocinar algún plato típico? Es una manera divertida y relajada de conocer y relacionarse con gente local. Además, cuando lo prepares en casa, su aroma y sabor te harán revivir el viaje.

4. Leer algún libro de algún autor local

Libro abiertoLa literatura es una forma maravillosa de sumergirte en una cultura y en un territorio. Y es que una novela ambientada en ese lugar o un libro de viajes, no una guía, que nos sitúe allá dónde vamos a ir nos hará sentir ese destino, sus tradiciones y costumbres, mucho más cercanas y familiares. Una práctica que ya casi se está convirtiendo en ritual en nuestro caso es adquirir in situ durante el viaje algún libro de algún autor local. Nos encanta curiosear en las librerías y llevarnos a casa un buen libro como recuerdo del viaje.

5. Vivir cada experiencia al máximo

Libertad en el Gran CañónCada viaje es único porque es un cúmulo de vivencias y de momentos irrepetibles que nos llenan y nos enriquecen muchísimo en el terreno personal. Aunque volvamos a viajar por un mismo lugar, la experiencia será distinta. Además, para la mayoría, los viajes son sinónimo de vacaciones, un bien inmaterial muy apreciado y valioso, así que mejor aprovecharlo al máximo. Déjate llevar por esas sensaciones de libertad, bienestar y felicidad que nos da el hecho de viajar y alejarnos de la realidad cotidiana.

2019-06-28T18:42:27+02:00Magazine|
error: Contenido propiedad de Big Sur