POLINESIA FRANCESA2019-06-12T16:53:44+02:00

POLINESIA FRANCESA


El pintor francés Paul Gauguin fue a Tahití en busca de inspiración y descubrió un paraíso que le permitió revolucionar su arte. El verde intenso de las colinas volcánicas, el blanco de la arena de playas vírgenes y solitarias, las aguas turquesa del mar y el arcoíris acuático de los anillos de coral y de la fauna submarina dibujan un paisaje tan bello que nos hará confundir sueño y realidad.

En los cinco archipiélagos de la Polinesia Francesa parece que el tiempo discurre a otro ritmo y en sus islas podremos relajarnos y disfrutar de la calma con todo lujo, a la vez que descubriremos las raíces de la cultura polinesia y un modo totalmente distinto de vivir la vida.

En el archipiélago de la Sociedad, se encuentra Tahití y la capital Papeete, que nos darán la bienvenida a un nuevo mundo. Las islas de este archipiélago volcánico tienen en común una belleza espectacular y, además, cada una tiene su propia personalidad. La romántica Bora Bora es ideal para disfrutar de la naturaleza al aire libre y de su preciosa laguna. La secreta Huahine es un tesoro oculto de la Polinesia, una isla con impresionantes yacimientos arqueológicos en la que los lugareños preservan su identidad y sus tradiciones. Y la bella y bohemia Moorea nos ofrece paisajes de ensueño y ricos fondos submarinos que podremos explorar con un sinfín de actividades.

Las playas son las grandes protagonistas en el archipiélago de las Tuamotu. El atolón de Fakarava es un islote paradisíaco en el que apenas viven mil personas y cuyas aguas son el sueño de cualquier amante del buceo y del submarinismo. Declarada reserva natural de la biosfera por la Unesco, la pureza de este idílico rincón del mundo es una auténtica maravilla.

Tendremos que desplazarnos a 1500 kilómetros de Tahití para llegar al archipiélago de las islas Marquesas. Aquí encontraremos un legado cultural de gran valor y a los mejores artistas y artesanos de la Polinesia Francesa, expertos en el arte de la escultura, del tatuaje y de la joyería. La abrupta Nuku Hiva, la más grande de las islas, nos fascinará por sus paisajes boscosos y vírgenes, que ocultan tesoros de la naturaleza como el valle de Tapivai o las impresionantes cataratas de Vaio, las más altas del Pacífico. Además, sus preciosas aguas son ideales para el submarinismo.

Si crees que la Polinesia Francesa también puede ser tu fuente de inspiración, consulta nuestras rutas a medida y elige cómo disfrutar del paraíso.

INSPÍRATE

Las siguientes propuestas son un punto de partida de lo que podría ser tu viaje a la Polinesia Francesa. Trátalas como inspiración, ya que diseñaremos una ruta únicamente para ti.

DATOS PRÁCTICOS

Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado para estancias inferiores a los 3 meses. Es necesario que el pasaporte tanga una vigencia mínima de 3 meses a partir de la fecha de entrada al país.

El clima de la Polinesia Francesa es tropical. Normalmente hay una estación más cálida, de diciembre a marzo, y una más fresca y seca de abril a octubre. En cualquier época del año se pueden encontrar lluvias fuertes seguidas de un sol radiante.

Tahití y sus islas tienen tres zonas horarias: Islas Gambier: GMT – 9 Islas Marquesas: GMT – 9,5 Archipiélago Sociedad, Islas Tubuai, Archipiélago Tuamotu (excepto Islas Gambier): GMT – 10

La moneda oficial es el Franco Francés del Pacífico (XFP). Los Euros pueden cambiarse fácilmente en bancos, aeropuertos, puertos comerciales y hoteles. En ciertos atolones e islas remotas no existen oficinas de cambio.

A MEDIDA

En Big Sur creamos tu viaje a la medida de tus gustos, intereses y preferencias.
Te ofrecemos un asesoramiento personalizado.

CONTACTA
error: Contenido propiedad de Big Sur