Mares de dunas y roca:
la magia hipnótica del
desierto

Inhóspitos, hipnóticos, espectaculares. Los paisajes de desierto no suelen dejar indiferentes a nadie.

Monótonos para algunos, fascinantes para otros, estos grandes mares de arena y roca están llenos de detalles sorprendentes que pueden pasar desapercibidos ante una primera impresión de inmensidad abrumadora. Grandes escritores, aventureros y exploradores como Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, Paul Bowles o Antoine Saint-Exupéry quedaron fascinados por la plasticidad de estas grandes extensiones que invitan a la introspección, a la aventura y al contacto con la cara más austera de la naturaleza. En este artículo te presentamos cuatro desiertos espectaculares que podrás descubrir en los viajes exclusivos de Big Sur Assessors.

Marruecos, el magnetismo del Sáhara

Caravana de camellos en el Sáhara en Marruecos

Caravana de camellos en el Sáhara en Marruecos

Tan cercano y tan exótico, Marruecos es un país fascinante en el que disfrutar del encanto y del ajetreo de sus medinas, pero también de sus maravillosos paisajes. El Sáhara marroquí, que tanto inspiró a Saint-Exupéry, es ideal para dejarse contagiar por la inocencia de El principito y experimentar la magia del desierto por primera vez. Emular a los beduinos surcando las dunas a lomos de un camello,  disfrutar de una romántica y deliciosa cena tradicional bajo un firmamento lleno de estrellas y subir a una duna para ver cómo el sol amanece por  el horizonte de este inmenso mar de arena son experiencias preciosas que te causarán una profunda impresión y que podrás vivir en nuestra ruta La esencia de Marruecos. Paul Bowles recopiló sus experiencias en el Sáhara en sus “Cuentos del desierto”, y seguro que a ti esta vivencia también te dejará un recuerdo imborrable.

La aventura del desierto en Omán

Dunas del desierto del Rub al Khali de Omán

Dunas del desierto del Rub al Khali de Omán

Este país de la península Arábiga es una joya por descubrir. Si la arena fuera oro, Omán sería uno de los países más ricos del mundo, ya que más del 80 % del territorio del país es desierto. Compartido con los países vecinos, el desierto de Rub al Khali  es uno de los mayores del mundo y un lugar ideal para vivir en profundidad la aventura del desierto, ya que su espectacular extensión requiere varios días para poderlo explorar parcialmente. Si buscas una experiencia singular y de contacto con la naturaleza nuestra ruta Aventura en el desierto Omaní es ideal para ti. Seguro que quedarás asombrado ante las colosales dunas del Rub al Khali, rascacielos dorados que pueden alcanzar los 300 metros de altura.

El outback, el corazón de Australia

Outback Australiano, Olgas del Parque Nacional Kata Tjuta- Uluru

Outback Australiano, Olgas del Parque Nacional Kata Tjuta- Uluru

El corazón de Australia es puro desierto. Un universo que nada tiene que ver con sus modernas y cosmopolitas ciudades, ni con sus espectaculares playas. Una vasta llanura rojiza que se antoja infinita ante nuestra mirada, interrumpida solo por espectaculares construcciones de la madre naturaleza, como el mítico y sagrado monte Uluru o Ayer’s Rock y o las Olgas, colinas rocosas  de gran belleza que dibujan un bello horizonte. El outback es la tierra de los aborígenes, la esencia de Australia, donde la vegetación escasea y la fauna salvaje, con el canguro como icono, se ha adaptado a unas condiciones de vida exigentes. Subirse a un 4×4 y recorrer sus pistas y carreteras para cruzar el desierto australiano, nos permitirá hacernos una idea de la inmensidad de esta isla de dimensiones continentales situada a nuestras antípodas.

El Wadi Rum, un desierto de otro planeta en Jordania

Los siete Pilares de la Sabiduría en el Wadi Rum en Jordania

Los siete Pilares de la Sabiduría en el Wadi Rum en Jordania

Pese a sus dimensiones, Jordania ostenta un patrimonio arquitectónico y cultural único, con lugares de una belleza colosal, como la Ciudad Perdida de Petra, o los yacimientos romanos de Gerash, un legado magnífico que hay que contemplar en vivo por lo menos una vez en la vida. Además de sus tesoros culturales Patrimonio de la Humanidad, en territorio jordano encontraremos  uno de los desiertos más bellos del mundo: el Wadi Rum. Sus espectaculares arcos y formaciones rocosas y el color rojo característico de su arenisca dotan a este paisaje de una belleza surrealista. Para Lawrence de Arabia, la magia de este paisaje y de sus noches estrelladas fue una mística fuente de inspiración, del mismo modo que para muchos realizadores cinematográficos sus paisajes excepcionales han sido el escenario ideal para recrear el planeta Marte y otros lugares más allá de las fronteras de la Tierra. Mientras los vuelos interplanetarios sean solo un espejismo, siempre te quedará la enigmática belleza del Wadi Rum para que te sientas como si estuvieras en otro planeta.

error: Contenido propiedad de Big Sur