Los colores de
Isla Mauricio

En su momento, Mark Twain ya dijo que Isla Mauricio era un paraíso y comparó su belleza a la de los edenes celestiales. Así que ¿qué es lo que podría definir de otro modo a esta isla tropical vecina de isla Reunión y Madagascar? Quizá uno de los rasgos que más llama la atención de esta bella isla volcánica sea el delicioso contraste de  colores y la variedad de sus paisajes.

De los azules turquesa de las aguas cristalinas de sus bellas playas y lagunas, a la infinidad de verdes de sus selvas, hasta el rojizo de su suelo volcánico Hay toda una paleta de colores que culminan todos juntos en la Tierra de los Siete colores de Chamarel. Una singular zona de dunas rodeadas de bosque en los que las tonalidades de la arena están separadas por capas y forman un arcoíris terrestre único.

Tierra de los Siete Colores de Chamarel en Isla Mauricio

Tierra de los Siete Colores de Chamarel en Isla Mauricio

Muy cerca de este sorprendente fenómeno geológico el paisaje cambia por completo. De lo alto de un risco frondoso, se abre paso entre la exuberante maleza la catarata de Chamarel, que se precipita en un salto de más de cien metros de altura. Este salto de agua es un bello espectáculo natural y también uno de los principales atractivos turísticos del interior, porque en el litoral las infinitas playas de arena fina son las protagonistas.

Catarata de Chamarel en Isla Mauricio

Catarata de Chamarel en Isla Mauricio

El corazón de la isla esconde otro de los paisajes más sorprendentes de Isla Mauricio, el cráter del volcán Trou aux Cerfs. En las laderas del mayor cráter de la isla, la vegetación ha crecido formando un exuberante bosque circular que parece rodear a su laguna interior. Y en el centro del cráter de este volcán latente hay una laguna, cuyas aguas contrastan con el verde intenso de las arboledas, como si fuera la pupila de este espectacular ojo de la naturaleza.

Cráter del volcán Trou Aux Cerf en Isla Mauricio

Cráter del volcán Trou Aux Cerf en Isla Mauricio

La silueta de la montaña de Le Morne Brabant, situada en una península rodeada por  aguas turquesa, se ha convertido en una de las imágenes más emblemáticas de Mauricio. Esta montaña de casi 600 metros y la reserva que la rodea han sido catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que atesora una gran riqueza natural. En las laderas de este monte que fascina por su belleza plástica, hay muchas cuevas excavadas que sirvieron como refugio a los esclavos que huían de las plantaciones. Por ello, esta fortaleza natural es un icono de la resistencia y de la libertad.

Le Morne Brabant en isla Mauricio

Le Morne Brabant en isla Mauricio

Pero si hay algo en Isla Mauricio que hechiza al visitante y que hará que nunca quieras marcharte son sus playas y sus fondos marinos. Bajo el agua descubrirás un universo coralino de una belleza espectacular, del que disfrutarás ya sea practicando actividades acuáticas o paseando en una pequeña embarcación y contemplando cómo cada pequeña ola transforma los colores de este bello universo de tonos verdes y azulados. Aunque todo el litoral de la isla es sorprendente, será en la Costa Este, conocida como “la costa salvaje”, donde encontrarás lugares magníficos donde cielo y mar parecen confundirse.

Playas de la Costa Este en Isla Mauricio Mauricio

Playas de la Costa Este en Isla Mauricio Mauricio

2019-07-20T16:17:15+02:00Magazine|
error: Contenido propiedad de Big Sur