La vuelta al mundo
ideal según Big Sur
(Segunda parte)

Continuamos nuestra soñada vuelta al mundo. ¿Qué lugares echaste de menos en la primera parte de este tentador periplo?

Te proponemos completar el itinerario viajando a Laos, La India, Irán, Mauricio, Sudáfrica y Marruecos. Si sigues leyendo sabrás por qué no pueden faltar en nuestra vuelta al mundo ideal.

Laos, la tierra del millón de elefantes

Seguimos nuestro viaje por uno de los países más desconocidos y auténticos del Sudeste Asiático, cuyas tradiciones siguen arraigadas y vivas. Laos goza de impresionantes pagodas budistas y deslumbrantes estupas, especialmente en Luang Prabang y Vientian, además de maravillas naturales como Si Phan Don, las 4.000 islas del río Mekong, o las mayores cataratas del Sudeste Asiático. También se ha convertido en un paraíso para los amantes del senderismo y del ecoturismo, pero lo que de verdad enamora al viajero es el carácter amable y sonriente de los laosianos.

¿Te han entrado ganas de viajar a Laos? Consulta nuestras rutas a Laos y terminarás de convencerte.

Templo Real en Luang Prabang (Laos)

Templo Real en Luang Prabang (Laos)

El misticismo y el color de La India

Tan espiritual y mística, hogar de numerosas etnias y culturas milenarias, con seductoras tradiciones y ritos, La India es siempre inspiradora y es parada clave en cualquier vuelta al mundo que se precie. Y es que viajar a La India es entregarse a otro mundo que zarandea nuestra plácida zona de confort y nuestras creencias, cambiándonos para siempre. Pero también nos deleita con paisajes sublimes y variados, desde montañas, playas y reservas naturales de rica vida silvestre hasta arrozales y plantaciones de té, todo ello salpicado de templos, aromas y colores.

Ascetas hindúes del Rajastán (La India)

Ascetas hindúes del Rajastán (La India)

Irán, un destino revelador

Este paso por Oriente Próximo es una escala necesaria, para romper injustos estereotipos, y fascinante, por su historia y su rico patrimonio arquitectónico y cultural. Irán sorprende muy positivamente a todo aquel que libre de prejuicios, lleno de curiosidad y ávido de conocimiento, decide explorarlo. La antigua Persia nos ofrece ciudades monumentales y de una belleza descomunal como Isfahan, antiguas paradas de la mítica Ruta de la Seda como Shiraz, ahora conocida como “la ciudad de las flores y de los poetas”, la increíble Persépolis, la capital de los Reyes de Reyes, y Yadz, epicentro del zoroastrismo. También encontraremos un pueblo hospitalario y afable que enriquecerá nuestra experiencia iraní.

Si decides lanzarte a recorrer Irán, antes echa un vistazo a nuestras rutas a Irán.

Mezquita de Shah en Isfahan (Irán)

Mezquita de Shah en Isfahan (Irán)

Isla Mauricio, un paraíso en medio del Índico

Otro paraíso, esta vez en el océano Índico, para relajarse y reponer fuerzas en esta intensa vuelta al mundo. Ya en territorio africano, Isla Mauricio nos atrapará con sus playas de arena blanca y cálidas aguas con todos los matices azules y turquesas, su maravilloso fondo coralino, su exuberante vegetación, especialmente palmeras, cocoteros y flores exóticas, sus curiosas formaciones geológicas como unas dunas que adquieren hasta siete colores distintos creando un efecto bastante surrealista, y la infinidad de aves y tortugas gigantes que habitan en ella. Mauricio destaca también por su multiculturalidad, fruto de haber sido descubierta por marineros árabes y malayos y posteriormente colonizada por portugueses, holandeses, franceses y británicos.

Tortuga gigante en Mauricio

Tortuga gigante en Mauricio

Desconecta y disfruta del paraíso con nuestros viajes a Isla Mauricio.

Sudáfrica: salvaje, libre y diversa

La fauna salvaje del famoso Parque Nacional de Kruger, especialmente el avistamiento de los Big Five, las espectaculares Cataratas Victoria, descubiertas por el célebre explorador escocés David Livingstone y conocidas por los locales como “el humo que truena”, el vasto e impresionante desierto del Kalahari y el extraordinario enclave de Cape Town, justifican sobradamente que este viaje alrededor del globo terráqueo pase también por Sudáfrica. Pero Sudáfrica reserva muchos más atractivos: una arraigada tradición vinícola con más de 300 años de historia, la observación de pingüinos y ballenas, un remojón entre tiburones, una gran diversidad cultural, religiosa e idiomática, y una animada y cosmopolita capital.

Ñus en el desierto de Kalahari (Sudáfrica)

Ñus en el desierto de Kalahari (Sudáfrica)

Marruecos, tan cercano y tan exótico

Un país geográficamente tan cercano, pero culturalmente tan distinto y con paisajes tan variados merece ser el colofón de esta vuelta al mundo ideal. Pasear y descubrir la historia, los bellos monumentos y las costumbre marroquíes en las cuatro ciudades imperiales: Marrakech, Fez, Mequínez y Rabat, la capital. Caminar sin prisas por las callejuelas blancas y azules de Chefchaouen o dejarse acariciar por la suave brisa del océano Atlántico en Essaouira. Explorar kasbas medio abandonadas, algunas de ellas escenarios de famosas películas, ver amanecer en las dunas del desierto, cruzar el Atlas y subir montañas que alcanzan los 3.000 metros de altura o recorrer impresionantes gargantas y paisajes que parecen lunares. Marruecos siempre deja al viajero con ganas de más.

Si te apetece descubrir este país tan cercano y exótico a la vez, echa un vistazo a nuestras propuestas de rutas por Marruecos.

Kasba Ait Ben Haddou (Marruecos)

Kasba Ait Ben Haddou (Marruecos)

¿Cómo sería tu vuelta al mundo ideal? No te cortes y cuéntanoslo.

2019-07-16T13:15:49+02:00Magazine|