La Navidad
en el mundo

A punto de iniciar los festejos navideños, inmersos de lleno en los preparativos para las copiosas comidas y los regalos, a menudo olvidamos que en otras partes del mundo la Navidad se celebra de otro modo o que incluso no se celebra como tal, puesto que tiene otras creencias y costumbres.

Te proponemos un interesante y curioso viaje por las tradiciones navideñas de cinco países de distintos continentes y hemisferios. ¿Nos acompañas?

Ded Moroz, el Papá Noel ruso

Ded Moroz, el Papá Noel ruso

Rusia, Navidad ortodoxa

La Navidad en Rusia está marcada por el calendario de la iglesia ortodoxa y la mitología eslava oriental. De ahí que la Nochebuena se celebre el 6 de enero y que la cena esté compuesta por doce platos, uno por cada apóstol, siendo el plato estrella el pescado acompañado de sopa de remolacha. El día de Año Nuevo es una de las fiestas más importantes, especialmente para los más pequeños que reciben la visita de Ded Moroz, el Abuelo de Hielo o de las Nieves, que con un look muy parecido al de Papá Noel, reparte juguetes, pasteles de jengibre y las famosas Matriuskas por todas las casas. Pero también tienen la tradición de Babushka, otra figura navideña que como rechazó ir a ver a Jesús junto con los tres Reyes Magos a causa del frío, también se dedica a repartir regalos entre los niños rusos. Y las fiestas y festejos duran hasta el 12 de enero, cuando según el calendario Juliano se celebra el Viejo Año Nuevo.

México, “Las Posadas” modernizadas

Piñata mexicana de siete puntas

Piñata mexicana con siete puntas

Tradicionalmente, en México tenían lugar “Las Posadas”, representación de la penuria que pasaron San José y la Virgen para encontrar posada en su viaje a Belén. Entre los días 16 y 24 de diciembre los vecinos se reunían y simulaban dicho trayecto con una procesión que cada día terminaba en una casa distinta, donde se celebraba el festejo y los niños rompían una piñata con forma de estrella de siete puntas, equivalentes a los siete pecados capitales, llena de naranjas, mandarinas, caña de azúcar y maní. Hoy en día, “Las Posadas” se ha convertido en una celebración de índole laica que se celebra en diferentes casas nueve días antes de la Navidad. Eso sí, en Nochebuena, los mexicanos acuden a la Misa del Gallo a medianoche y después celebran la tradicional cena, mientras que el día de Año Nuevo es costumbre barrer la casa para que la suerte entre limpia en ella.

India y el Diwali

Diwali, el festival de las luces hindú

Diwali, el festival de las luces hindú

Los más de 20 millones de cristianos que viven en este país multirreligioso celebran la Navidad siguiendo las costumbres occidentales y, de hecho, el 25 de diciembre es fiesta nacional en La India. Pero la gran festividad hindú más parecida a la Navidad es el Diwali, la entrada del año nuevo hindú. Esta celebración, que dura cinco días y suele caer entre octubre y noviembre, conmemora la vuelta del dios Ram a su reino de Ayodhya tras catorce años en el exilio, y también se reza por un futuro próspero venerando a Lakshmi, diosa de la fortuna, y a Ganesha, la deidad con cabeza de elefante portadora de la suerte. El Diwali también se conoce como el festival de las luces porque todas las casas se iluminan con lámparas, velas y luces artificiales, además de decorarse con flores. Familiares, amigos, vecinos y conocidos se reúnen para jugar a las cartas e intercambiar regalos.

Chipre, la tradición del basiolapita y las kalandas

Pintura de niños cantando kalandas

Pintura de niños cantando kalandas

Los chipriotas que rinden culto al cristianismo ortodoxo viven intensamente la Navidad. Los más tradicionales cumplen una dieta de 40 días durante los cuales solo pueden comer verdura, aunque también están permitidos los pasteles navideños que se comen después de la misa del 25 de diciembre, siendo uno de ellos el basiolapita, que lleva dentro una moneda y, según la tradición, quien dé con ella tendrá un año lleno de fortuna. En Chipre, San Basilio, uno de los santos de la tradición ortodoxa griega cuya festividad coincide con el 1 de enero, sustituye a Santa Claus y reparte dulces y juguetes entre los niños. Otra costumbre en estas fechas señaladas es que los niños canten por las calles las kalandas, canciones bizantinas que podríamos considerar una versión de nuestros villancicos.

Nueva Zelanda, la Navidad en la playa

Flores del ábrol pohutukawa (Foto de companysdeviatge)

Flores del ábrol pohutukawa (Foto de companysdeviatge)

En el hemisferio sur siempre son los primeros en celebrar la Navidad y en dar la bienvenida al año nuevo. Además, como es verano y coincide con las vacaciones, muchas familias y amigos celebran la Navidad en la playa, de acampada, organizando una barbacoa o incluso realizando algún trekking. En Nueva Zelanda, especialmente en la Isla Norte, tienen su propio árbol de Navidad: el pohutukawa, un tipo de árbol rata con nombre maorí, que crece cerca de la arena y en los acantilados y justo florece entre noviembre y enero y que luce unas vistosas flores de color carmesí. Otra diferencia es que los ayudantes de Santa Claus no son elfos, sino espíritus maoríes, que le ayudan a repartir los regalos por las casas.

Para terminar, te deseamos Feliz Navidad en los idiomas de los países de los que hemos hablado en este artículo:

Pozdrevlyayu s prazdnikom Rozhdestva is Novim Godom (ruso)

Shubh Naya Baras (hindi)

Kala Christougenna Ki’eftihismenos O Kenourios Chrono (griego)

Meri Kirihimete (te reo, lengua maorí)

2019-06-28T15:25:57+02:00Magazine|