Cataratas Khone Phapheng en Don Khon (Laos)

Cataratas Khone Phapheng en Don Khon (Laos)

En el sur de Laos, muy cerca de la frontera con Camboya, la vida transcurre a otro ritmo, más tranquila y apacible, a orillas del río Mekong, que a su paso por la zona de Si Phan Don crea un sinfín de pequeñas islas conocidas como las 4.000 islas del Mekong. En este remanso de calma y serenidad, entre bosques y arrozales, vive la gente en la isla de Don Khon, famosa por albergar las Cataratas Khone Phapheng. Con diez kilómetros de longitud son las mayores cataratas del sudeste asiático y por eso tienen el sobrenombre de las Niágara asiáticas. Pero Don Khon también destaca por ser el hábitat de un singular animal: el Delfín de Irrawaddy.

Parecido a la beluga, el Delfín del río Irrawaddy tiene como rasgo más distintivo una cabeza grande y redondeada sin pico. A diferencia del delfín que la mayoría de nosotros conocemos, este se mueve lentamente, su cuello es largo y flexible y le permite girar la cabeza de lado a lado y además tiene la capacidad de escupir agua por la boca. Es de un color azul grisáceo que se vuelve más claro en el torso y puede medir alrededor de dos metros y medio y pesar más de 130 kilos.

Delfín de Irrawaddy en Kratie (Fotografía de Stefan Brending)

Delfín de Irrawaddy en Kratie (Fotografía de Stefan Brending)

A pesar de ser conocido como un delfín de agua dulce, es en realidad un delfín oceánico que vive cerca de la costa y frecuenta los ríos y estuarios del Sudeste Asiático, de ahí que viva en el tramo del río Mekong que va desde la isla Don Khon en Laos hasta la isla Kratie en Camboya, esta última con un rico legado arquitectónico de la época colonial francesa y uno de los mejores atardeceres sobre el emblemático río.

Delfín de Irrawaddy saltando (Fotografía de Dan Koehl)

Delfín de Irrawaddy saltando (Fotografía de Dan Koehl)

Los Delfines de Irrawaddy suelen ir en grupos reducidos de máximo seis ejemplares y son mucho más tímidos y menos saltarines y exhibicionistas que los delfines comunes. Por un lado, es relativamente fácil divisarlos desde las pequeñas embarcaciones que realizan avistamientos tanto en Don Kohn como en Kratie. Por otro lado, verlos es cada vez más un gran logro porque, desgraciadamente, desde el 2004, el Delfín de Irrawaddy está en la lista de animales en peligro de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La pesca en red indiscriminada y, sobre todo, la contaminación de las aguas fluviales donde viven, ha reducido drásticamente la población de esta especie de cetáceo hasta poco más de 70 individuos.

Si quieres vivir la experiencia única de contemplar y fotografiar Delfines de Irrawaddy en su hábitat natural, echa un vistazo a nuestras rutas “Laos, plácido secreto asiático” y “Laos y Camboya”.

2015-12-30T11:00:26+02:00Magazine|

Leave A Comment

error: Contenido propiedad de Big Sur