Descubriendo el mejor
tabaco del mundo en el
Valle de Viñales
de Cuba

Cuba es un país fascinante y repleto de singularidades que lo convierten en un lugar único. Con el paso de los años en esta bella isla caribeña se han producido muchos cambios sociales y políticos, pero algunas de sus señas de identidad siempre serán parte de su esencia, como los habanos. Aunque hoy en día fumar haya perdido el halo glamuroso de los tiempos del cine negro, el tabaco cubano es una referencia mundial y sus habanos, un producto estrella desde siempre asociado al lujo y a la exquisitez. Es probable que al empezar tu viaje a Cuba por La Habana visites la fábrica de habanos Partagás, una de las más antiguas del país. Por eso en este artículo te proponemos que salgas de la capital y te adentres en las zonas rurales explorando el Valle de Viñales de Cuba, la cuna del mejor tabaco del mundo.

Habanos del Valle de Viñales en Cuba

Habanos del Valle de Viñales en Cuba

En la región del Caribe, Cuba es el país que atesora más lugares históricos y paisajísticos catalogados como Patrimonio de la Humanidad. El Parque Nacional del Valle de Viñales es uno de ellos por su belleza natural y paisajística, pero también por el valor cultural de su tradición agrícola, especialmente relacionada con el cultivo del tabaco. La imagen de las plantaciones de tabaco  con el telón de fondo salpicado de mogotes,  las enigmáticas colinas de forma cónica que dibujan el horizonte del valle, es una de las vistas más emblemáticas de este paraíso natural.

Campesino en una plantación de tabaco del Valle de Viñales

Campesino en una plantación de tabaco del Valle de Viñales

La pequeña aldea de Viñales es la puerta de entrada al valle del mismo nombre y un lugar ideal para conocer todo el proceso del cultivo del tabaco y de la elaboración de los preciados habanos. Las vegas de la región de Pinar del Río están consideradas como unas de las mejores del mundo por las características de su suelo. Recorrer las plantaciones a pie o a caballo en  compañía de un guía o de un veguero puede ser una experiencia maravillosa para conocer los secretos del cultivo de la hoja de tabaco, así como una manera fantástica de disfrutar del entorno.

Desde el siglo XVII, en que la producción tabacalera empezó a ser uno de los pilares económicos de la isla, los vegueros se han dedicado a su tarea con muchísimo empeño. En los dos meses desde que se empieza a trabajar la tierra hasta que la planta empieza a crecer, es probable que el veguero tenga que revisar cada una de las plantas más de un centenar de veces para asegurarse de que sus hojas se recolecten en el momento adecuado. A partir de ese momento, se dejaran curar en los secaderos en los que suelen pasar unos cincuenta días.  Después de conocer más en profundidad el proceso, qué mejor manera de culminar la visita que degustando un habano en el mismo lugar en el que crecen sus hojas, contemplando una maravilla de la naturaleza como el Valle de Viñales.

Veguero en un secadero de hojas de tabaco en el Valle de Viñales

Veguero en un secadero de hojas de tabaco en el Valle de Viñales

Otro de los alicientes en la visita al Valle de Viñales es contemplar el Mural de la Prehistoria, un colorido mural de 120 metros de longitud pintado en la ladera de un mogote, a cargo del artista Leovigildo González Morillo. Esta es una de las mayores obras de arte al aire libre del mundo y nos sorprenderá por su estilo naif que parece emular las pinturas rupestres.

La región es también famosa por su deliciosa cocina criolla, así que también será un lugar ideal para probar algunas de las delicias de la gastronomía local en un entorno rural único y auténtico.

El mural de la prehistòria en el Valle de Viñales

El mural de la prehistòria en el Valle de Viñales

Como queremos que vivas una verdadera experiencia de inmersión en la Cuba rural,  el Valle de Viñales es uno de los muchos alicientes que forman parte de nuestros viajes exclusivos a medida a Cuba. Consulta nuestras rutas a Cuba para saber más.

2019-10-09T15:35:59+02:00Magazine|