Bosques
en los que perderse

La fantasía se abre paso en los bosques, ya sea por las formas que a menudo adopta la vegetación, el murmullo de los árboles al danzar con el viento, los sonidos de los animales que los habitan.

Los bosques son ecosistemas llenos de vida que consiguen alejarnos del asfalto y del mundanal ruido para hacernos sentir parte de la naturaleza cuando paseamos por ellos. A continuación te descubrimos cinco magníficos bosques de Camboya, California, Nueva Zelanda, Armenia y Canadá en los que perderse para disfrutar árboles gigantes y milenarios, de plantas aromáticas o incluso de arboledas tropicales.

Montañas Cardamomo en Camboya

Situadas entre el sur oeste de Camboya y el este de Tailandia, las Montañas Cardamomo están consideradas el área silvestre más virgen del sureste asiático. En ellas sobreviven especies que se encuentran en peligro de extinción en otros lugares del mundo, como elefantes, tigres, leopardos nublados, osos malayos, gibones y cocodrilos. El hecho de que las guerrillas del Khmer Rojo se refugiaran en estas montañas cuando perdieron el poder en 1979 hizo que nadie quisiera adentrarse en esta zona durante los siguientes veinte años, de modo que se mantuvo intacta. Cinco grandes ríos atraviesan estas montañas cubiertas de una densa y exuberante selva tropical virgen creando docenas de cascadas y saltos de agua que a su vez dan vida y embellecen el bosque. En las Montañas Cardamomo hay dos santuarios de fauna silvestre, Mount Samkos Wildlife Sanctuary y Mount Aural Wildlife Sanctuary.

Montañas Cardamomo en Camboya

Montañas Cardamomo en Camboya

Mariposa Grove en el Parque Nacional de Yosemite en California

Mariposa Grove es famoso por ser un espectacular bosque de secuoyas gigantes, un tipo de coníferas cuyo volumen las convierte en el organismo vegetal más grande del mundo. Son árboles milenarios que pueden alcanzar fácilmente los 85 metros de altura y cuyo diámetro está alrededor de los 7 metros, aunque precisamente en Mariposa Grove existe una secuoya llamada Grizzly Giant que a sus 1.800 años de edad mide 88 metros de altura y tiene un diámetro de 12 metros en la base. Otras secuoyas históricas del parque son California Tunnel Tree, lamentablemente tallado en 1895 para permitir el paso de diligencias tiradas por caballos, Faithful Couple, dos árboles fusionados en la base pero perfectamente separados en la parte superior, y Clothespin Tree, una secuoya a la que numerosos incendios le han tallado un túnel natural más ancho que un coche.

Actualmente y hasta la primavera de 2017, Mariposa Grove está en proceso de restauración, así que hasta entonces te proponemos visitar Muir Woods, otro fantástico bosque repleto de secuoyas gigantes a tan solo 12 kilómetros del mítico Golden Gate de San Francisco y declarado Parque Nacional desde 1908. Forma parte de nuestro viaje privado a medida “El sueño californiano en luces de neón”.

Secuoya gigante en Yosemite (Foto de Kevin Casper)

Secuoya gigante en Yosemite (Foto de Kevin Casper)

Waipoua Kauri Forest en Nueva Zelanda

El kauri es un árbol endémico de la Isla Norte de Nueva Zelanda que recuerda a las secuoyas. Convertido en santuario desde 1952, el bosque de Waipoua nos permite además de caminar entre una espesa vegetación de helechos y árboles gigantes, adentrarnos en la mitología maorí. Tane Mahuta, el Señor del Boque, es un majestuoso kauri de 2.000 años de antigüedad, 51 metros de altura y casi 14 metros de diámetro, que todavía sigue creciendo. Te Matua Ngahere, el Padre del Bosque, se estima que tiene entre 2.500 y 3.000 años y el diámetro de su tronco supera los 16 metros, lo que significa que harían falta unas diez personas con los brazo abiertos para rodearlo completamente. Y pensar que antes de que hombres y mujeres llegaran a Nueva Zelanda, el 85% del territorio era bosque.

Waipoua Kauri Forest (Foto de iTravelNZ)

Waipoua Kauri Forest (Foto de iTravelNZ)

Bosque del Cáucaso en el Parque Nacional de Dilijan en Armenia

El Parque Nacional de Dilijan en Armenia alberga un bosques templados de frondosas y mixtos, típico de la región del Cáucaso, con una gran biodiversidad. Está muy cerca del Lago Sevan, el lago de agua dulce más elevado de Europa, a casi 2.000 metros por encima del nivel del mar, y se encuentra rodeado por la cordillera del Cáucaso Menor. Entre la flora del parque se cuentan 900 especies de plantas vasculares y alrededor de 40 especies raras de plantas. La vegetación está formada principalmente por coníferas como el roble, el haya y el carpe, pero también abundan los árboles frutales. En cuanto a la fauna, se cuentan unas 800 especies de escarabajos, también reptiles, anfibios, 150 especies de aves como el águila dorada y 40 especies de mamíferos como el ciervo rojo, el oso pardo, el lobo y el lince. Ya lo dicen los armenios: “Si en el paraíso hubiera montañas, bosques y fuentes de aguas minerales, estaría en Dilijan”.

¿Sabías que nuestras rutas privadas a medida por Armenia incluyen un recorrido por el Parque Nacional de Dilijan?

Parque Nacional de Dilijan (Foto de H-Dayan)

Parque Nacional de Dilijan (Foto de H-Dayan)

Clayoquot Sound Forest en Canadá

Con 265.000 hectáreas que son el hogar de 45 especies en peligro de extinción, Clayoquot Sound es un tesoro ecológico de la Columbia Británica con bosque tropical, picos alpinos, ríos, lagos, estuarios y playas. De hecho, es el mayor bosque tropical primario intacto de Vancouver, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2000, y en él viven lobos, osos negros y pumas, entre otros animales. Las Primeras Naciones de Canadá habitaron Clayoquot Sound miles de años atrás y el nombre de Clayoquot deriva del subgrupo Nuu-chah-nulth, que vivió en Clayoqua. Todavía hoy hay cinco pequeñas comunidades costeras en Clayoquot Sound.

Clayoquot Sound (Foto de Sander Jain)

Clayoquot Sound (Foto de Sander Jain)

2019-07-16T13:12:37+02:00Magazine|
error: Contenido propiedad de Big Sur