CONTRASTES DE MALASIA2020-03-19T11:36:03+01:00

CONTRASTES
DE MALASIA


Situada entre el sur de Tailandia y el Norte de Singapur, la península de Malasia se presenta accesible y bella. La fusión de las culturas malaya, india y china ha originado una mezcla única y fascinante que se proyecta tanto en los paisajes urbanos como naturales, en la gastronomía y en las tradiciones, que conviven en armonía.

Iniciaremos esta ruta en busca de los grandes contrastes de Malasia por la cosmopolita Kuala Lumpur, una de las ciudades más vibrantes de Asia y la antesala de un mundo de paisajes y naturaleza fascinantes. La siguiente parada nos espera en Cameron Highlands, una popular estación de montaña situada a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar rodeada de valles ondulados y montañas mayestáticas salpicadas de plantaciones de té, jardines de flores y huertos que proliferan gracias a un clima particularmente benigno.

Casi en la frontera con Tailandia, nos adentraremos en el parque de Belum- Temenggor, una de las selvas tropicales más antiguas del mundo.

Cruzaremos uno de los puentes más largos de Asia para llegar a la isla de Penang y a George Town, su bella capital. En esta ciudad cuyo centro histórico es Patrimonio Mundial de la Humanidad las pagodas, las mezquitas, los templos y las fachadas coloniales conviven con edificios como el Fuerte Cornwallis, testimonio de la llegada de los británicos a la isla que ellos mismos denominaron “la perla de Oriente”.

El paradisíaco archipiélago de la isla de Langkawi, con sus bellas playas de arena blanca y sus espectaculares paisajes selváticos y de montaña, será el espectacular colofón de esta ruta en la que experimentaremos la cara urbana y paisajística de Malasia.

PROPUESTA DE

13 DÍAS


Tomaremos un vuelo nocturno hacia Kuala Lumpur, la ciudad más grande de Malasia. En esta urbe cosmopolita y vibrante, con animados mercados, conviven edificios coloniales que reflejan su importante legado histórico y construcciones futuristas que denotan un gran espíritu de progreso dentro del país.

Por fin aterrizaremos en Kuala Lumpur, dispuestos a descubrir la belleza de Malasia. En el aeropuerto nos estarán esperando  para recibirnos y acompañarnos en el traslado a nuestro hotel.

Situada a orillas de los ríos Klang y Gombak, Kuala Lumpur se estableció en el año 1858 y su gran diversidad cultural la ha convertido en una de las ciudades más modernas y dinámicas de Asia. Después de instalarnos, podremos aprovechar para recuperarnos del largo viaje antes de empezar a descubrir todo lo que Kuala Lumpur nos ofrece.

El legado histórico de Kuala Lumpur y sus rascacielos más espectaculares serán los protagonistas de nuestra visita privada para conocer la ciudad.

Empezaremos por el centro de la ciudad, descubriendo sus dos oasis verdes. Los Jardines Botánicos Perdana son los más antiguos de la ciudad y eran los preferidos de las élites coloniales británicas. No muy lejos están los Jardines de la ASEAN, un parque con esculturas de artistas del sur de Asia, donde además se encuentra el Tugu Negara, el Monumento Nacional. Este imponente conjunto escultórico rinde homenaje a los caídos durante la II Guerra Mundial y en la Guerra de la Liberación.

Entre los principales edificios históricos que visitaremos en los aledaños de la plaza de la Independencia (Merdeka Square) están la mezquita Masjid Jamek (Mezquita Nacional), la más antigua de la ciudad, y el imponente edificio del Sultan Abul Samat, que destaca por su arquitectura de reminiscencias indias. Desde aquí nos dirigiremos en un agradable paseo al Mercado Central, pasando por la confluencia de los ríos Klang y Gombak, y nos acercaremos a la estación central de tren de Kuala Lumpur, una de las más bonitas del mundo, y al flamante palacio real Istana Negara, con una impresionante cúpula dorada. Y no podían faltar las mundialmente famosas y omnipresentes Torres Petronas, que con sus 423 metros de altura fue el edificio más alto del mundo entre los años 1998 y 2003. Culminaremos la primera parte de la visita con un almuerzo de altura en el restaurante giratorio de la Menara Tower, desde donde tendremos unas vistas fantásticas de toda la ciudad.

Después nos desplazaremos hasta el bullicioso Chinatown, una buena zona para ir de compras, y hasta otra de las zonas más pintorescas de la ciudad, el barrio de Kampung Baru. En esta área que destaca por ser típica malaya, la mayoría de sus casas son de madera y siguen los cánones de la arquitectura tradicional.

Después de desayunar abandonaremos Kuala Lumpur para dirigirnos hacia las Cameron Highlands, una zona de montaña situada a 1542 metros de altura, famosa por sus plantaciones de té. A lo largo de la ruta iremos haciendo paradas para visitar algunos de los atractivos de la región.

El primer alto en el camino será en las Cuevas de Batu, el templo hindú más grande de Malasia y uno de los santuarios hinduistas más importantes fuera de la India. Junto a la entrada del templo nos aguardará la colosal estatua dorada del dios Murugan, de 42 metros de alto, para darnos la bienvenida. Tras cruzar la puerta de acceso, una empinada escalera de 272 peldaños nos llevará al complejo de grandes cuevas y pasadizos en el que se encuentran los templos y santuarios. Además, desde arriba tendremos unas maravillosas panorámicas de Kuala Lumpur.

A continuación, seguiremos la ruta hasta llegar a la cascada Lata Iskandar, una bella cascada con un suave pendiente final de 25 metros por la que los torrentes de agua, más que caer, se deslizan con gran armonía por la roca.

El verde intenso de las plantaciones de té y de los campos de cultivo son las señales que nos indican la proximidad de las Cameron Highlands, la región líder en la producción de flores y té de Malasia. Esta zona dedicada principalmente a la actividad agraria es una de las zonas de montaña más populares del país. Durante el período de la colonización británica, las Cameron Highlands se convirtieron en un apreciado destino de descanso por sus temperaturas frescas y agradables, en contraste con el calor tropical del país.

En una zona tan británica como Cameron Highlands, qué mejor manera de empezar el día que respirando el aire puro de los paisajes verdes y espléndidos de las plantaciones de té. Además de pasear por una de las plantaciones de la zona, también visitaremos un mercado de hortalizas donde descubriremos la gran variedad local de productos de la huerta.

A continuación nos espera un cambio de paisaje espectacular. Nos dirigiremos a Pulau Banding para adentrarnos en las espesas selvas del Parque de Belum-Temenggor, donde las maravillas de la naturaleza toman vida. A lo largo de la ruta haremos una parada para almorzar en un restaurante local, mientras vamos visitando los lugares más destacados del itinerario, como el templo Perak Tong en Ipoh, uno de los más grandes y más bellos del país. En Kuala Kangsar podremos contemplar la mezquita Ubudiah, construida en 1917 y considerada una de las más bellas del mundo por su mezcla de estilos arquitectónicos, el monumental palacio real Istana Iskandariah y el bello y tradicional edificio del museo real Istana Kenangan. Además, tendremos el honor de ver el primer árbol de caucho de toda Malasia.

La ruta finalizará en el resort de Belum en el que nos alojaremos, donde cenaremos y recuperaremos fuerzas antes de adentrarnos en la selva.

Con más de 130 millones de años de existencia y ocupando 300.000 hectáreas, el Parque Nacional de Belum-Temenggor es un paraíso tropical con especies de animales y plantas únicas en el mundo.

Después de desayunar, empezaremos a explorar el parque de Temenggor a bordo de una barca, lo que nos permitirá observar su fauna y flora. Entre sus habitantes más especiales se encuentran 14 de las especies de mamíferos más amenazadas del planeta, como el tigre de Malasia, el rinoceronte de Sumatra, el gibón de manos blancas o el elefante asiático.

Tras esta primera incursión en la selva de Malasia, emprenderemos una caminata que nos llevará hasta una aldea Orang Asli, donde viviremos una experiencia cultural única. Orang Asli es la denominación que se da a los habitantes autóctonos de Malasia y en este pueblo perteneciente a la tribu Negrito conoceremos de cerca su vida y sus costumbres. Desde ahí continuaremos hasta la base Sungai Kejar y almorzaremos de pícnic junto a la cascada Sungai Ruok, una de las más bellas del parque.

A continuación, si la época del año es propicia, haremos una parada en Sungai Gadong para intentar encontrar la rafflesia, una de las flores más grandes del mundo, célebre por su textura carnosa de color rojo intenso. Una experiencia que te hará sentir como un aventurero en busca de un tesoro. También iremos al salegar de Jenut Papan, un depósito de sal natural, donde los animales se aprovisionan de sales minerales.

Al finalizar la jornada regresaremos al alojamiento, donde cenaremos y podremos relajarnos después de un inolvidable día en la selva.

Abandonaremos la selva para poner rumbo hacia la isla de Penang, “la perla de Oriente”. Durante el trayecto haremos una parada muy especial en la Fundación Bukit Merha Orang Utan Island, el único centro de conservación de orangutanes de Malasia peninsular. En esta isla convertida en santuario y en centro de conservación de esta fascinante especie de primate, podremos vivir la experiencia única de ver orangutanes en su hábitat natural.

Tras almorzar en un restaurante local, continuaremos hasta la isla de Penang. Para ello tendremos que cruzar uno de los puentes más espectaculares de Asia. El puente de Penang es el cuarto más largo del sudeste asiático, mide 13,5 kilómetros de longitud, y conecta la Malasia peninsular con la isla de Penang. Sus espectaculares vistas serán una bella imagen para poner punto y final a esta jornada de ruta.

La isla de Penang tiene muchos atractivos y el Templo Kek Lok Si es uno de sus principales lugares de culto. El templo budista más grande del Sudeste Asiático es una mezcla armoniosa del budismo Mahayana con los rituales tradicionales chinos, dando forma a un santuario que destaca por su pagoda de siete plantas y su riqueza ornamental.

Tras visitar el templo, nos dirigiremos a George Town, la capital de la isla de Penang. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y poder visitar templos de cuatro confesiones distintas en un solo día es un buen ejemplo de la tolerancia entre religiones y razas que hay en Malasia. Para descubrir el legado cultural de George Town, empezaremos por el templo budista Wat Chayamangkalaram, célebre porque su estatua de Buda reclinado es una de las más largas del mundo. A continuación reviviremos el pasado colonial en el fuerte Cornwallis, una fortificación con forma de estrella, que es la estructura defensiva colonial más grande de Malasia.

Después iniciaremos nuestro recorrido por Little India, uno de los barrios más fascinantes de George Town. El olor a especias e incienso nos indicarán que ya estamos en Market Street, donde encontraremos puestos de comida, tiendas de especias y de ropa típicamente indios. Otra parada que no puede faltar es el templo hindú Sri Mariamman, el más antiguo de Penang.

Repondremos fuerzas con un almuerzo en un restaurante local y visitaremos el exterior del Templo de la Diosa de la Misericordia, el primer templo erigido por los colonos chinos en la ciudad y la mezquita Kapitan Keling, construida a principios del siglo XIX. Otro templo que destaca por su belleza ornamental es el templo chino Yap Kongsi y pasearemos por la Armenian Street, un referente cultural de la ciudad que destaca por la calidad de su street art contemporáneo y por sus tiendas de antigüedades. Además, aquí se encuentra el Museo Islámico, centrado en la historia del islam en la isla de Penang.

Antes de regresar a nuestro alojamiento, culminaremos esta visita de un día por George Town visitando la mezquita malaya de Acheen Street y la casa del clan chino Khoo Kongsi, que nos fascinará por sus bellos y delicados trabajos de marquetería en sus paredes, pilares y techos.

Tras haber recorrido a fondo George Town el día anterior, nos trasladaremos al puerto después de desayunar para zarpar en un ferri hasta Langkawi, un archipiélago formado por 99 islas y famoso mundialmente por sus paisajes paradisíacos, sus leyendas y su mitología.

Este archipiélago del Mar de Andamán es uno de los referentes turísticos de Malasia y no es para menos. A su espectacular naturaleza, cuyas selvas son las más antiguas del Sureste asiático, hay que añadirle unas preciosas playas de arena blanca y aguas cristalinas ideales para bucear y explorar los corales. Sin duda, las mejores de la costa occidental de Malasia.

Una vez instalados en nuestro alojamiento, tendremos la tarde libre para empezar a descubrir la isla de Langkawi.

Tener dos días libres para disfrutar a nuestro antojo de Langkawi es un lujo que hay que aprovechar al máximo, ya sea haciendo excursiones para contemplar los impresionantes paisajes de montaña y selva que nos rodean, sumergiéndonos en las cristalinas aguas de sus reservas marinas, o disfrutando de la calma tumbados en la arena blanca de sus paradisíacas playas. En Langkawi hay actividades para todos los gustos.

Es hora de despedirnos de uno de los lugares más especiales de Malasia para poner rumbo a casa. A la hora convenida nos desplazaremos al aeropuerto de Langkawi para tomar nuestro vuelo de regreso.

Aterrizaremos finalmente en nuestro aeropuerto de origen, poniendo punto y final a uno de los destinos menos conocidos de Asia.