Panorámica de Manhattan de Nueva York

Puede que el Paseo de la Fama esté en Hollywood Boulevard y que Los Ángeles sea “la ciudad de las estrellas” y de los grandes estudios, pero si hay una ciudad de los Estados Unidos que es un escenario para viajeros y cinéfilos, esa es Nueva York. En este artículo daremos un paseo por algunos de los lugares más destacados de esta ciudad en la que en cada esquina se ha rodado alguna escena mítica y repasaremos algunas de las películas más emblemáticas de Nueva York.

Radio City Hall de Nueva York

La aparición del Radio City Hall en el film “Días de radio” de Woody Allen es un homenaje del realizador a uno de los teatros más emblemáticos de todo el país.

Hay pocos barrios en el mundo cuyo nombre hayan dado título a una película, como es el caso de Manhattan (1979), una de las obras maestras de Woody Allen. De hecho, durante muchos años Nueva York ha sido la principal fuente de inspiración de este realizador de Brooklyn, convirtiéndose casi en una protagonista más de la película. Desde la icónica imagen de Woody Allen y Diane Keaton sentados en un banco contemplando el puente de Queensboro hasta el Museo Guggenheim, el Radio City Hall o los teatros de Broadway, son muchos los lugares de Nueva York que Allen ha inmortalizado en sus obras.

Taxis en el centro de Nueva York

Los taxis amarillos de Nueva York son una de las señas de identidad de la ciudad

Otro de los cineastas que ha contribuido a aumentar el mito cinematográfico de Nueva York ha sido sin duda Martin Scorsese. Por las calles de “la ciudad que nunca duerme” conducía de noche el insomne taxista Travis Bickle, interpretado por Robert de Niro, bajo los neones de Times Square y Manhattan en Taxi Driver (1976). Nacido en Queens, Scorsese se mudó de joven a Little Italy y ha sabido retratar como pocos las intrigas de poder de este barrio italoamericano en Uno de los nuestros (1990). Además, en Gangs of New York (2002) mostraba una curiosa visión histórica para entender la evolución de la ciudad hasta nuestros días, aunque gran parte de la película se rodó en los estudios Cinecittà de Roma. Aunque no haya sido su película más exitosa, para muchos el gran tributo a Nueva York de Scorsese sea probablemente el film musical New York, New York (1977) cuyo tema central fue versionado por Frank Sinatra y ha acabado convirtiéndose en un himno eterno de la ciudad.

Empire State Building de Nueva York

El Empire State Building de Nueva York es uno de los iconos más visibles de la ciudad y en su azotea se han rodado películas míticas como “Tú y yo” o “Algo para recordar”

La competencia entre las calles más cinematográficas de Nueva York se la disputan Wall Street y la Quinta Avenida. La primera ha dado título a Wall Street (1987) de Oliver Stone, un retrato del mundo de la bolsa y de los ejecutivos agresivos de los años 80 con un inolvidable Michael Douglas. Mientras que en la segunda, Audrey Hepburn y George Peppard desayunaban con diamantes en Tiffany’s. En esta calle comercial, una de las más famosas del mundo, encontraremos además de tiendas y restaurantes exclusivos, algunos de los principales museos de la ciudad y también uno de sus rascacielos más famosos, el Empire State Building. Si subes a la azotea, podrás disfrutar de unas vistas de ensueño y revivir los románticos encuentros de Cary Grant y Deborah Kerr en Tú y yo (1957) o de Meg Ryan y Tom Hanks en el remake posterior Algo para recordar (1993).

Flatiron Building de Nueva York

El Flatiron Building es uno de los edificios más característicos del paisaje urbano de Nueva York por su peculiar forma de plancha

Si te gusta más el cine de acción, acércate al emblemático Flatiron Building para visitar la sede de la redacción del ficticio Daily Bugle, donde trabaja el fotógrafo Peter Parker, alter ego de Spiderman (2002). Siguiendo los pasos de este superhéroe descubrirás quizá uno de los lugares más sorprendentes de la ciudad el Roosevelt Island Tram. Este teleférico te llevará a la Roosevelt Island, un curioso oasis desde el que disfrutarás de impresionantes vistas del East River.

Puente de Queensboro y Roosevelt Island Tram por Jared Kofsky

Una cabina del Roosevelt Island Tram pasa junto al Puente de Queensboro. Este teleférico es una de las atracciones turísticas menos conocidad de la ciudad, pero sus vistas son magníficas. Fotografía de Jared Kofsky

Al cruzar el puente de Brooklyn, nos adentraremos en uno de los barrios favoritos del cine independiente estadounidense. Sin ir más lejos, es el lugar favorito del director Spike Lee. Este realizador neoyorquino de adopción ha logrado retratar la ciudad con brillantez en algunos de sus títulos, como por ejemplo en su drama policíaco La última noche (2002), una de las primeras películas que muestra Nueva York huérfana de sus Torres Gemelas después del 11-S. Sin embargo, quizá la obra que más le vincula a Brooklyn y una de sus más valoradas es Haz lo que debas (1989), en la que retrata la multiculturalidad del barrio y las tensiones raciales de manera muy original.

Puente de Brooklyn

“Si vas a Nueva York, tienes que pasear por el puente de Brooklyn. Es imprescindible. Es el mejor puente que jamás se haya construido”. Spike Lee

Otra de las tentaciones en Brooklyn es intentar encontrar la anónima esquina del estanco del carismático Auggie Wren en Smoke (1995). Esta joya independiente protagonizada por Harvey Keitel es una magnífica adaptación de la novela de Paul Auster, quien también escribió el guion de la película.

En todo paseo cinematográfico por Nueva York que se precie, no puede faltar Central Park, el pulmón de Manhattan. El parque está lleno de bellos rincones que nos sorprenderán. El puente Bow Bridge, considerado el lugar más romántico del parque, aparece especialmente bello en los paseos de Richard Gere y Winona Ryder en Otoño en Nueva York (2000). Y por las aguas del lago de Central Park remaban la mítica pareja Robert Redford y Barbra Streisand en Tal como éramos (1973).

Bow Bridge en Central Park de Nueva York de Jet Lowe

El Bow Bridge está considerado como uno de los rincones más románticos de Central Park. Fotografía de Jet Lowe

Y para acabar, un secreto para cinéfilos. Billy Wilder rodó en Nueva York parte de algunas de sus mejores películas, como El apartamento (1960) o La tentación vive arriba (1955). Si quieres ir al lugar en el que se rodó la célebre escena en la que el aire de la rejilla del metro le levanta la falda a Marilyn Monroe, deberás ir a la Avenida Lexington esquina con la calle 52.

Marilyn Monroe Lexington Subway Image

Marilyn Monroe emulando la famosa escena de “La tentación vive arriba” en la Avenida Lexington. Fotografía de la MTA (Metropolitan Transportation Authority de Nueva York)

Muchos de estos lugares emblemáticos de Nueva York forman parte de nuestras rutas por Estados Unidos New York Collection y New York, Philadelphia y Washington, el cosmopolita y genuino Este americano. No dudes en consultarlas en nuestra web.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!