Japón, patrimonio de la humanidad

Propuesta ruta de 16 días

La lista de lugares de Japón que pertenecen al Patrimonio Cultural de la Humanidad es larga e incluye recintos arquitectónicos de una belleza sin igual y con un valor histórico incalculable.

Un viaje a Japón con sus lugares más emblemáticos como eje es una experiencia cultural inolvidable. Te llevará a grandes ciudades como Tokio y Kioto, en los que los rascacielos y la modernidad conviven con los templos y santuarios de valores budistas y sintoístas o antiguos barrios por los que callejear y admirar la artesanía y degustar una gastronomía famosa en todo el mundo.

Fuera de las grandes urbes, descubrirás pequeñas poblaciones idílicas rodeadas por paisajes que te dejarán boquiabierto: el Parque Nacional de Nikko y su santuario, las casas rurales de Shirakawago o la isla sagrada de Itsukushima, castillos como el de Kanazawa o los espacios del Parque y Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima junto con muchas otras visitas y actividades culturales serán una fascinante inmersión para conocer la historia de este fascinante país.

Día 1. DESTINO TOKIO

Hoy saldremos de Barcelona / Madrid para volar con destino a Tokio. Noche a bordo.

Día 2. BIENVENIDOS A TOKIO

Tras un largo vuelo, aterrizamos en el país del Sol Naciente llenos de expectativas por descubrir este fascinante país. Un representante local nos recibirá en el aeropuerto correspondiente para ayudarnos con el traslado a nuestro alojamiento.

Una vez instalados, tendremos el resto del día libre para empezar a tomar contacto con una de las metrópolis más espectaculares del mundo.

Día 3. EXPLORANDO EL TOKIO MÁS TRADICIONAL (AD)

La bulliciosa Tokio también tiene sus oasis de paz y dedicaremos nuestro primer día a explorar la capital de Japón y descubrir el lado más tradicional de esta metrópolis.

Saldremos del hotel acompañados por nuestro guía para dirigirnos a Hama-Rikyu, uno de los jardines privados más visitados de la ciudad gracias a su gran colección de flores. Otro de los alicientes de este jardín de la época Edo es la casa de té Nakajima no Chaya, situada en una pequeña isla en el estanque central, donde tendremos el placer de poder degustar el matcha, té verde japonés, y descubrir curiosidades acerca del chado, la ceremonia del té, en un entorno de lo más apacible.

Nos desplazaremos en un agradable crucero por el río Sumida hasta Asakusa, el barrio más tradicional de Tokio. El Shitamachi, la parte vieja de la ciudad, llena de tiendas de artesanía, es ideal para callejear como si hubiéramos viajado al pasado. Aquí, además del distrito de geishas más antiguo de la ciudad, visitaremos el Templo Sensoji, el templo de confesión budista más antiguo de Tokio, que junto con la pagoda contigua de 55 metros de altura forma un conjunto de gran belleza arquitectónica.

El punto culminante de esta ruta de 8 horas por la capital nipona será el santuario más famoso de Tokio, el santuario de Meiji, que fue dedicado al emperador Meiji y a la emperatriz Shoken, los primeros emperadores modernos de Japón. Plenamente integrado en la naturaleza, este santuario construido en 1921 está rodeado por más de 120.000 árboles, lo que nos hará olvidar que estamos justo entre dos de los distritos comerciales más populares: Harajuku y Omotesando.

Día 4. EL ESPECTACULAR PATRIMONIO NATURAL Y ARQUITECTÓNIO DE NIKKO (AD)

Familiarizados ya con Tokio, en la jornada de hoy nos espera un fascinante viaje a Nikko, donde las montañas y los bosques del Parque Nacional de Nikko crean un escenario de gran belleza natural. En la estación de tren nos esperará un guía local, quien nos acompañará las próximas cuatro horas para hacer las visitas a dos iconos de Nikko que ya forman parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco.

El santuario de Toshogu, de casi 400 años de antigüedad y actualmente en proceso de renovación parcial, fue construido como mausoleo para el fundador del shogunato Tokugawa y consta de más de una docena de edificios sintoístas y budistas, rodeados de bosque. La decoración policromada de los edificios del recinto es espectacular y cuenta entre sus muchos alicientes con una escultura famosa en el mundo entero, la de Los tres monos de la sabiduría ("No escucho lo que no debo escuchar", "no digo lo que no se debe decir" y "no veo lo que no debe verse").

La siguiente visita nos llevará a la villa imperial de Tamozawa, la que fue residencia de verano de parte de la familia imperial Tokugawa hasta antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Algunas partes de esta suntuosa mansión fueron trasladadas expresamente desde Tokio a Nikko. Los daños sufridos durante la II Guerra Mundial hicieron que permaneciera muchos años cerrado al público, pero ahora se puede disfrutar de la visita a casa-museo y de un agradable paseo por su jardín japonés, de gran belleza en cualquier época del año.

Al finalizar las visitas, regresaremos a la estación para volver de nuevo a Tokio tras esta magnífica excursión.

Día 5. RUTA PANORÁMICA EN TREN A LOS ALPES JAPONESES (MP)

Nos despedimos de Tokio para emprender un largo viaje hasta Takayama, una pequeña ciudad situada en la región alpina de Hidaen, en la prefectura de Gifu.

Para el primer tramo del trayecto, subiremos a uno de los transportes más famosos del mundo, el tren bala (shinkansen), que puede alcanzar velocidades próximas a los 300 km/h. Pero como parte del encanto de los viajes en tren es poder disfrutar del discurrir del paisaje, el segundo tramo del viaje será a bordo del tren exprés “Wide View” que debe su nombre a los grandes ventanales de sus vagones, que nos permitirán quedarnos embelesados con la belleza de los Alpes Japoneses.

Una buena manera de disfrutar de esta pintoresca localidad, una de las favoritas del turismo local, es pasear por el centro, visitando tiendas y destilerías de sake, el licor japonés por excelencia. Otra delicia gastronómica que no podemos pasar por alto es el sushi con carne de Hida, una de las especialidades locales.

Y qué mejor modo de integrarnos en la cultura japonesa y el entorno que tener la oportunidad de dormir en un ryokan, una casa tradicional con muebles bajos, puertas de papel de arroz y suelos de tatami, algo que seguro que has visto en muchas películas y que ahora podrás experimentar.

Día 6. TAKAYAMA Y SHIRAKAWAGO, UN VIAJE AL PASADO FEUDAL JAPONÉS (MP)

Tras haber repuesto energías en nuestro ryokan, esta jornada nos servirá para conocer mejor Takayama por nuestra cuenta o, si lo preferimos, también podemos contratar a un guía local. Vale la pena explorar a pie el centro histórico de esta pequeña ciudad, en que las casas del período Edo están magníficamente preservadas y sus tiendas, galerías y cafés evocan el próspero pasado comercial de la localidad.

Uno de los puntos fuertes de Takayama es la gastronomía, así que una buena sugerencia es investigar la historia de la ciudad a través de sus sabores y visitar a un vendedor de tofu, una tienda de caramelos tradicionales, rakugan, o una cervecería de sake.

A mediodía cogeremos un autobús que nos llevará a la aldea de Shirakawago, que desde 1995 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y es una de las visitas imprescindibles de Japón. En esta localidad, la industria de la seda tuvo un papel fundamental durante el período Edo y su elemento más representativo son las casas rurales gassho-zukuri, que literalmente significa "construido como manos en posición de oración". Esta bella metáfora visual define la forma de los tejados de paja inclinados de las casas, que se construían sin clavos y con varias capas de paja para soportar el peso de la nieve en invierno.

Visitar sus casas es una experiencia única. La mayoría son casas privadas de los lugareños, pero algunas de ellas están abiertas al público, como la Wada House. Esta gassho-zukuri de casi 300 años de antigüedad es una de las más grandes de la localidad y actualmente es una casa-museo.

Tras finalizar la visita a Shirakawago, tomaremos un autobús que nos llevará hasta Kanazawa, localidad en la que nos alojaremos y que visitaremos en nuestro próximo día de ruta.

Día 7. LOS IMPRESCINCIBLES DE KANAZAWA: EL CASTILLO Y LOS JARDINES KENROKUEN (AD)

Esta ciudad fue un enclave importante durante el período Tokugawa, ya que aquí residía uno de los clanes feudales más destacados: el clan Maeda. Aquí dispondremos de un día para visitar por nuestra cuenta los encantos de esta localidad costera.

Un buen punto para empezar a explorar por nuestra cuenta Kanazawa es el Jardín Kenrokuen, que está considerado uno de los tres mejores jardines de todo Japón. Abiertos al público en 1871, el nombre de estos jardines significa “jardín de las seis cosas sublimes”, en referencia a los seis elementos que debería tener un jardín perfecto: mucha agua, vistas panorámicas, antigüedad, amplitud, sensación de aislamiento y elementos artificiales. Pintorescos tanto en invierno como en verano, los principales atractivos del jardín son su gran variedad de flora, la fuente de agua más antigua del país, la Yugao-Tei, una casa del té construida en 1774, y la casa de retiro a uno de los principales clanes de Kanazawa.

Justo al lado de los jardines se encuentra el icono de la ciudad, el castillo de Kanazawa. Víctima de varios incendios a lo largo de su historia, el castillo fue reconstruido varias veces, pero aún se conservan estructuras originales, como la espectacular puerta Ishikawa, un bien histórico nacional de gran valor. Sus grandes dimensiones le valieron en el siglo XVIII el sobre nombre de “el castillo de los 1.000 tatamis” y vale la pena recorrer todo el recinto y visitar las exposiciones para empaparse de las historias y anécdotas que esta imponente construcción ha vivido con el paso del tiempo.

Para degustar la gastronomía de la ciudad, lo mejor es acudir al Omicho Market. En el mercado podremos curiosear entre más de 170 puestos con productos de primera calidad y el sushi y el marisco fresco de sus restaurantes es famoso en todo Japón.

Día 8. GEISHAS Y ARTE CONTEMPORÁNEO: LOS CONTRASTES DE KANAZAWA (AD)

En nuestro segundo día en Kanazawa, podremos explorar la ciudad por nuestra cuenta y aprovechar para hacer algunas compras y callejear a nuestro ritmo por la ciudad.

Para ello vale la pena acercarse hasta Higasi Chaya-gai, el barrio de geishas más grande y que mejor se conserva de Kanazawa. En sus calles de bella arquitectura Edo, abundan los salones del té, donde las geishas entretenían a los huéspedes con sus bailes y canciones. En esta zona también hay bonitas tiendas de artesanía, entre las que destacan especialmente las que se dedican a elaborar objetos con hakuza, láminas de pan de oro, una especialidad de Kanazawa muy cotizada. En la tienda Hakuza Honten, incluso hay un salón de té con las paredes recubiertas de pan de oro.

Después de un día y medio de inmersión histórica en Kanazawa, una buena manera de culminar la visita es sumergirse en la “Piscina” de Leandro Erlich, una obra de arte en la que el espectador puede mirar hacia el interior de la piscina desde fuera o entrar en su interior vacío y mirar hacia arriba y tener la percepción de que está llena gracias a un cuidado efecto óptico. Esta es una de las obras más emblemáticas de la exposición permanente del Museo de Arte Contemporáneo del Siglo XXI. Este fascinante museo con fachadas de cristal y forma cilíndrica, fue diseñado por SAANA, el acrónimo bajo el que trabajan dos arquitectos de Tokio, Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, quienes recibieron en 2010 el premio Pritzker, el máximo galardón mundial de arquitectura.

Por la tarde nos despediremos de Kanazawa y cogeremos un tren expreso que en algo más de dos horas nos llevará hasta Kioto, la capital cultural de Japón. Esta bella ciudad será nuestro centro de operaciones para los próximos días.

Día 9. EL PATRIMONIO MUNDIAL DE KIOTO (AD)

Con más de 2.000 templos y santuarios y 17 lugares designados Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, Kioto fue capital de Japón durante más de mil años y su legado arquitectónico y cultural seguro que te fascinará.

Empezaremos nuestra ruta privada guiada por el impresionante Castillo Nijo, excelente ejemplo de la arquitectura del periodo Edo. Se construyó como residencia particular del fundador del Consejo de Shogun y está rodeado de maravillosos jardines que lucen tanto en primavera, por los cerezos en flor, como en otoño, por los ginkgo y arces rojos. El edificio principal se terminó en 1603 y es famoso por su arquitectura Momoyama y sus puertas correderas decoradas.

Continuaremos hacia Ryoan-ji y su famoso jardín de rocas, que pasaron de ser la residencia de una familia aristocrática nipona a convertirse en templo zen en el año 1450. Actualmente pertenece a la Escuela Myoshinji de la secta Rinzai del budismo Zen y es idóneo para meditar.

La siguiente visita será el templo Kinkaku-ji o Pabellón Dorado, uno de los templos budistas más famosos que atesora desde el siglo XV algunas reliquias de Buda y que está totalmente cubierto de pan de oro.

Por la tarde disfrutaremos de fabulosas vistas panorámicas de Kioto desde la terraza del Templo Kiyomizu-dera o Templo del Agua Pura, que sobresale de la ladera de la montaña y se sostiene en columnas de madera de 13 metros de altura. Aunque este templo está siendo parcialmente restaurado, merece la pena visitarlo.

Esta completa ruta de unas 8 horas por Kioto terminará en el distrito de Higashiyama, una de las zonas históricas mejor preservadas de la ciudad. Pasearemos por sus abarrotadas calles y podremos curiosear los souvenirs y la cerámica kiyomizuyaki, así como probar dulces y encurtidos.

Día 10. EXPERIMENTA LAS TRADICIONES CULTURALES EN KIOTO (AD)

Tras un primer día intenso para conocer los tesoros arquitectónicos de Kioto, hoy será un día de inmersión cultural, en el que profundizaremos en algunas de las facetas de las tradiciones japonesas y viviremos experiencias inolvidables.

En primer lugar, visitaremos una machiya, una casa tradicional de madera, muy representativa de Kioto, en las que vivían antiguamente los artesanos y mercaderes de la ciudad. Primero haremos un breve recorrido por la casa para descubrir su arquitectura y después nos pondremos un kimono, el traje tradicional japonés, y un maestro del té nos enseñará paso a paso la ceremonia del té, desde cómo preparar la bebida hasta cómo servirla.

Después, tendremos dos opciones para decidir cómo finalizar esta jornada de inmersión cultural: o bien podemos dar un paseo por el barrio antiguo de Kioto y detenernos en una destilería local para probar el sake, la bebida nipona por excelencia, o bien podremos poner a prueba nuestras habilidades manuales con una breve introducción a la papiroflexia japonesa, el origami.

Día 11. LAS MARAVILLAS DE LOS TEMPLOS Y SANTUARIOS DE NARA (AD)

En esta jornada libre recomendamos salir de Kioto para explorar una de las localidades más bonitas de sus alrededores. Nara, antigua capital medieval de Japón en el siglo VIII, aún conserva templos y santuarios de su época de esplendor y algunos de ellos han pasado a formar parte del Patrimonio de la Humanidad por méritos propios.

Puesto que esta excursión se realizaría por cuenta propia y sin guía, recomendamos visitar el Templo Todai-ji, el edificio hecho en madera más grande del mundo y lugar en el que se halla una impactante estatua de Buda de 16 metros de altura.

Otra visita imprescindible es el santuario sintoísta Kasuga Taisha, uno de los más antiguos del país y el más célebre de la ciudad, reconocible por las 2.000 lámparas de piedra que iluminan el camino de subida al santuario y las 1.000 lámparas de bronce que hay en el propio templo.

En el Parque de Nara o Parque de los Ciervos, podemos dar un agradable paseo rodeados de estos animales considerados mensajeros de los dioses sintoístas que lo habitan.

* Cabe la posibilidad de organizar la excursión a Nara con guía privado. Consultar precios.

Día 12. LOS RINCONES MÁS EMOTIVOS DE HIROSHIMA (MP)

Nos despediremos de Kioto desde la estación, para tomar un tren que en dos horas nos dejará en Hiroshima. Esta ciudad a orillas del mar de Seto está situada sobre un delta que la divide en seis islas y su nombre formará parte para siempre de la historia de la humanidad por culpa del lanzamiento de la bomba atómica el 6 de agosto de 1945, durante la II Guerra Mundial.

Con el paso de los tiempos, la ciudad se ha recuperado de la devastadora tragedia que la azotó y dispondremos de algunas horas para explorar alguno de sus lugares más emblemáticos por nuestra cuenta. Sin duda, recomendamos visitar el Parque y Museo Conmemorativo de la Paz, situado en el enclave donde estalló la bomba, y que alberga los principales monumentos y espacios de recuerdo.

La Cúpula de la Bomba Atómica es un monumento desgarrador a los horrores de la guerra, ya que se trata de la única construcción próxima al epicentro de la explosión que permaneció en pie. Las ruinas de este edificio se mantienen prácticamente como después de la detonación y se decidió conservarlas como símbolo antibélico.

Otro punto imprescindible es el Monumento a la Paz de los Niños, cuya emotiva historia es un homenaje a todos los niños fallecidos por culpa de la bomba atómica. La estatua de bronce de una niña sujetando a una grulla de origami representa a Sadako Sadai, una niña que murió de leucemia por culpa de la radiación de la bomba. A iniciativa de sus compañeros de clase se propuso hacerle un homenaje, que acabó convirtiéndose en el monumento actual.

Tras esta visita por nuestra cuenta, nos desplazaremos en tren a Miyajimaguchi. Tras un trayecto de media hora, iremos al puerto para coger una embarcación que en apenas diez minutos nos llevará a la próxima etapa de nuestra ruta: la isla sagrada de Miyajima.

Día 13. EL SANTUARIO DE ITSUKUSHIMA, UN ICONO DE JAPÓN (MP)

Hoy realizaremos una visita privada de la isla de 8 horas. La gran puerta roja (torii) que da entrada al Santuario de Itsukushima y que parece estar flotando sobre el agua cuando la marea está alta, está considerada una de las vistas más bellas de Japón.

Declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1996, el Santuario sintoísta de Itsukushima, es uno de los principales atractivos de nuestra visita privada guiada de ocho horas por la isla. Se estima que data del siglo VI y su estructura arquitectónica es curiosa, ya que como si tratara de un embarcadero, está suspendido sobre pasarelas y postes de madera que lo elevan sobre el agua del mar para evitar las subidas de la marea. Este espacio cargado de simbolismo y espiritualidad es una visita imprescindible.

Otra visita obligatoria en la isla de Miyajima es el templo budista Daisho-in, el más visitado de la isla que, como el de Itsukushima, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1996. En la escalinata de acceso, sobre una barandilla, están los volúmenes de las sagradas escrituras, sutras, escritos en ruedas de plegaria giratorias y se dice que cualquiera que los gire será bendecido. Sin límites espaciales concretos, es una delicia pasear por los frondosos alrededores del templo y visitar sus instalaciones.

La gastronomía es otro de los puntos fuertes de la isla y vale la pena aprovechar la ruta para degustar las especialidades locales como las ostras, las anguilas y los pasteles en forma de arce.

Día 14. LA VIBRANTE OSAKA, LA TERCERA CIUDAD DE JAPÓN (AD)

Un trayecto de dos horas en tren separa Miyajima de Osaka, la última ciudad de nuestra ruta. Podremos explorar la vibrante y colorida Osaka por nuestra cuenta y a bien seguro que la tercera ciudad de Japón no nos dejará indiferente.

Osaka es también conocida como “la cocina del mundo” y por eso te recomendamos que inicies tu itinerario por la Doguyasuji del barrio de Namba, una calle comercial insólita en la que encontrarás todo lo imaginable e inimaginable relacionado con la gastronomía y la cocina, desde todo tipo de utensilios de cocina, hasta las reproducciones de plástico de comida que se usan en los restaurantes.

Al otro lado, en la calle Sennichimae, encontrarás una hilera de pequeños restaurantes en los que se sirven todas las especialidades de Osaka. Siéntate en los tatamis y degusta los takoyaki, okonomiyaki, e incluso el famoso fugu (pez globo) como lo hacen los locales. Esta calle destaca por su oferta gastronómica y también de ocio, ya que hay también algunos centros de juegos y el teatro Namba Grand Kagetsu, especializado en representaciones de humor y comedia y es la sede de la compañía teatral cómica Yoshimoto, una de las más destacadas del género en todo Japón.

Antes de llegar al final de Sennichimae, vale la pena desviarse a la izquierda para abstraerse del frenético ritmo de Osaka y relajarse en el templo Hozen-Ji, un pequeño templo dedicado a Fudomyoo, uno de los Cinco Budas de la Sabiduría. La estatua está completamente recubierta de musgo ya que los fieles, tras dejar unas monedas como ofrenda, salpican con agua a la estatua de la deidad antes de rezar como señal de respeto.

En las proximidades del templo está hay un museo de arte, el Museo Kamagata Ukiyo-e, que destaca por ser el único del planeta con una exposición permanente dedicada al género de estampa y grabado japonés. Al otro lado del museo está la calle Hozenji Yokocho, una preciosa callejuela estrecha de aire tradicional, llena de lujosos restaurantes.

Las luces de neón nos advierten de que ya estamos en la célebre y ajetreada calle Dotombori, la meca de los restaurantes callejeros de la ciudad y un lugar indispensable de la noche de Osaka. La oferta de ocio es de lo más variada y es indispensable para captar la modernidad de Osaka. Una de las imágenes más icónicas de la calle es el neón de Glico, en el que hay un corredor con los brazos en alto. Para disfrutar de las vistas de la calle y del río Dotonbori, vale la pena acercarse hasta el puente Ebishubashi, que es una institución entre la juventud de la ciudad.

Día 15. SAYONARA, OSAKA (AD)

Es la última jornada de viaje y aprovecharemos el día para explorar Osaka por libre hasta que llegue la hora de trasladarnos al aeropuerto de Kansai.

Llega el momento de decir sayonara y volver a casa tras dos semanas intensas recorriendo las maravillas del país del Sol Naciente, especialmente aquellas que por su belleza y singularidad histórica ya forman parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Día 16. LLEGADA A CASA

Aterrizaremos en Barcelona y Madrid y pondremos punto y final a este inolvidable viaje.

AD: Alojamiento y desayuno / PC: Pensión completa / MP: Media Pensión

Rutas similares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!