Dubái y Omán, dos joyas de la península arábiga

Propuesta ruta de 13 días

Una ruta de trece días para tomar el pulso a la exótica y fascinante Península Arábiga que nos llevará por ciudades dinámicas y cosmopolitas que han encontrado la fórmula perfecta de modernidad y lujo con aires occidentales manteniendo los rasgos de la cultura islámica. Dubái, una ciudad cada vez más atractiva para el viajero capaz de conquistar al más escéptico, ideal para viajar en pareja, con amigos o en familia. Mascate, una de las ciudades más antiguas de Oriente Medio, con excelentes muestras de arquitectura islámica y pulcra como pocas.

Pero más allá de descubrir estas dos grandes ciudades, viviremos experiencias únicas en territorio omaní, durmiendo en el mágico desierto, paseando entre las palmeras de maravillosos oasis, subiendo a fuertes del siglo XVII, recorriendo asombrosos paisajes de montaña y bellos enclaves costeros. Un viaje que lo tiene todo.

Día 1. VUELO A DUBÁI

Tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Dubái ya de noche, iremos directamente a nuestro hotel, acompañados por nuestro guía privado de habla española, para descansar. Al día siguiente la vibrante y cosmopolita Dubái nos estará esperando para descubrirla.

Día 2. LUJO Y TRADICIÓN EN DUBÁI (AD)

Un tour guiado de medio día nos sumergirá en esta animada ciudad donde tradición y modernidad por un lado y lujo y diversión por el otro, combinan a la perfección. Veremos los rincones y edificios más emblemáticos de Dubái, como el hotel vela Burj Al Arab, el único de 7 estrellas en todo el mundo, construido en su propia isla artificial, y la hermosa mezquita Jumeirajh, la más importante de Dubái, tanto por su arquitectura como por ser la única a la que pueden acceder los no musulmanes. Recorreremos los barrios más residenciales con casas y palacios muy pintorescos y nos dejaremos envolver por el ambiente emiratí más tradicional en Al Bastakiya, el barrio antiguo con antiguas casas con patios interiores, captadores de viento y acogedoras tiendas y cafés. Un paseo a bordo de un abra, el típico taxi acuático, para cruzar el Dubai Creek hasta el cautivador bazar de las especias, por donde podremos pasear a nuestro aire, pondrá fin a este completo recorrido.

Por la tarde, quién lo desee, podrá realizar un safari por el desierto. Un emocionante viaje a través de las dunas, lejos del bullicio, y contemplar la puesta de sol sobre el mar de arena desde la cima de una duna. Y esta mágica experiencia no termina aquí. Como si de un espejismo se tratara, las luces de un campamento tradicional beduino, al estilo de Las mil y una noches, nos invitarán a pasar una fantástica velada. Antes de la cena, a base de ensaladas, barbacoa y típicos dulces árabes, podremos dar un paseo en camello, probar la aromática shisha o pintarnos las manos con bonitos diseños de henna. El colofón antes de regresar a nuestro hotel será el hechizante espectáculo de danza del vientre al ritmo de la música árabe.

Día 3. DUBÁI A NUESTRO AIRE (AD)

Tras la completísima jornada de ayer, hoy dispondremos del día libre para disfrutar de las instalaciones del hotel, pasear a nuestro aire por Dubái, ciudad por la que ya sabremos movernos, y realizar las compras o actividades que más nos apetezcan. En Dubái las posibilidades son infinitas y al alcance de todos: desde subir al edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, hasta relajarnos en la playa o en un spa, ir de compras a tiendas locales o a las boutiques más lujosas, saborear su deliciosa gastronomía, divertirnos en un parque de atracciones, realizar visitas más culturales o contemplar la ciudad y su paisaje desde el aire con actividades llenas de adrenalina.

Día 4. AL AIN, LA CIUDAD JARDÍN (AD)

De buena mañana partiremos hacia Al Ain, conocida como la "ciudad jardín" por su abundante vegetación y zonas verdes, que destacan entre los edificios de poca altura. Además de varios fuertes como Qasr al-Ain, un oasis con alrededor de 150.000 palmeras datileras y otros atractivos, en Al Ain destaca su famoso mercado de camellos, que atrae criadores y compradores de todo el país, puesto que es el único de este tipo que se mantiene en los Emiratos Árabes Unidos. Es un experiencia única caminar entre el gentío y oír cómo los comerciantes cantan los méritos de sus camellos y negocian su venta para la cría, para obtener carne y leche o para participar en carreras y otros deportes tradicionales con este animal del desierto como protagonista. Después de comer abandonaremos ya los Emiratos Árabes Unidos y nos dirigiremos a Omán, con un nuevo guía privado omaní, que nos acompañará el resto del viaje. Pernoctaremos ya en Nizwa, capital espiritual del sultanato.

Día 5. DESCUBRIENDO LA ARQUITECTURA ISLÁMICA Y BELLOS PAISAJES OMANÍES (AD)

Las primeras visitas en el Sultanato de Omán serán los fuertes de dos antiguas capitales, ambos erigidos en el siglo XVII durante la ocupación portuguesa. Bahla, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un excelente ejemplo de arquitectura islámica con inscripciones de madera y hermosas pinturas en el techo, mientras que Jabrin, uno de los mejor conservados, fue un importante centro de enseñanza médica, astrológica y de ley islámica, además de residencia del sultán.

Nuestra ruta pondrá rumbo a la Montaña del Sol, Jebel Shams, el pico más alto de Omán con 3.408 metros de altura. Desde aquí el impresionante Wadi Ghul, localmente conocido como el "Gran Cañón" de África, nos dejará sin aliento. Con este espectacular paisaje grabado en nuestras retinas, regresaremos al hotel de Nizwa.

Día 6. HACIA LA MONTAÑA VERDE, UN TESORO NATURAL DE OMÁN (MP)

Nizwa goza del privilegio de ser la ciudad donde son nombrados y enterrados todos los imames omaníes, de ahí que sea la capital espiritual del país. Su fuerte, también del siglo XVII y el mayor de toda la Península Arábiga, es uno de los monumentos más fotografiados de Omán. Tras visitarlo, callejearemos por el zoco de la ciudad, famoso por su artesanía en plata, donde veremos muchos ejemplos del tradicional khanjar, cuchillo omaní de empuñadura curva y hoja tallada en plata.

Después nos dirigiremos a uno de los pueblos más antiguos y tradicionales, Al Hamra, un laberinto de callejuelas con casas de adobe en medio de un oasis de árboles frutales. Seguiremos hacia Misfat Al Abryeen, una encantadora aldea de montaña con un bonito paisaje circundante. Muy cerca, en el oasis de Birkat Al Mouz, repleto de palmeras datileras y plataneros, conoceremos el antiguo sistema de riego omaní, llamado aflaj, que utilizaba el agua procedente de fuentes subterráneas y manantiales, tanto para los cultivos como para uso doméstico, y se repartía de forma equitativa entre las parcelas. El aflaj está considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Culminaremos esta intensa jornada en el macizo de roca calcárea Jebel Akhdar o "Montaña Verde", un tesoro natural de Omán que abarca la Meseta Saiq, a 2.000 metros de altura, célebre por sus plantaciones de árboles frutales con melocotones, peras, granadas, albaricoques, almendras, rosas silvestres... situadas en terrazas hechas en la propia roca y que usan el sistema de irrigación aflaj. Un paisaje bien distinto al que puede verse en el resto del país y bastante inaccesible durante mucho tiempo. Disfrutaremos de las espléndidas vistas del Jebel Akhdar y nos alojaremos en el maravilloso resort Alila Jabal Akhdar, rodeados de esta maravilla natural.

Nota: nuestro guía y el vehículo 4x4 regresaran a Mascate, una vez instalados en el hotel, y volverán el día 8 por la mañana para continuar la ruta.

Día 7. MAGIA Y LUJO EN JEBEL AKHDAR (MP)

Hoy gozaremos de un día a nuestro aire para sacar provecho a las fantásticas instalaciones del resort Alila Jabal Akhdar y del espectacular paisaje que lo envuelve mágicamente, que podremos explorar haciendo senderismo, espeleología y otras actividades al aire libre combinadas con el descubrimiento de la gastronomía local.

Día 8. WAHIBA SANDS, EL DESIERTO OMANÍ (MP)

Pondremos rumbo al fabuloso desierto de Wahiba Sands y de camino visitaremos el antiguo pueblo de Ibra, muy próspero durante la época colonial y actualmente rico en cultivos, y el oasis más bello de Omán: Wadi Bani Khalid. En medio de un exuberante valle lleno de palmeras datileras y rodeado de espectaculares acantilados, este oasis tiene piscinas naturales de color esmeralda en las que podremos disfrutar de un agradable baño. Con el frescor en el cuerpo, nos adentraremos en el desierto de Wahiba Sands, una inmensa extensión de gigantescas dunas que alcanzan los 100 metros de altura y cuyas tonalidades de ocres, naranjas y ámbar son una delicia para los amantes de la fotografía. Surcaremos este mar de dunas a bordo de nuestro 4x4 hasta llegar a un campamento beduino para conocer cómo viven estos hombres y mujeres del desierto. Por la noche les emularemos, aunque con muchas más comodidades, en las lujosas tiendas del Desert Nights Camp, rodeados de las interminables dunas, con escarpadas montañas como telón de fondo.

Día 9. SUR, EL ENCANTO DE LA COSTA (AD)

Tras disfrutar de la oportunidad de ver amanecer en el desierto, nuestro viaje seguirá hacia uno de los pueblos más bellos de Omán, Sur, a orillas del océano Índico. Antiguamente fue un importante centro de comercio marítimo con un bullicioso puerto. Ahora, Sur es una tranquila y agradable localidad, cuya parte antigua está rodeada de una fotogénica laguna, con torres de los viejos fuertes, un atractivo corniche donde se respira la brisa del mar y un pequeño pero animado zoco. El interés de Sur reside también en la fábrica de dhow, embarcación tradicional de madera, la única que pervive en Omán y que visitaremos.

Ya por la tarde acudiremos a la reserva de tortugas marinas de Ras Al Jinz, donde tendremos ocasión de observar la fascinante escena del desove de la tortuga verde en un ambiente totalmente natural, además de conocer un poco más acerca de esta especie en peligro de extinción. Y es que más de 20.000 hembras eligen las playas de la costa este de Omán para poner sus huevos.

Día 10. SIGUIENDO LA COSTA HACIA MASCATE (AD)

Dedicaremos la jornada a recorrer la carretera de costa panorámica hacia Mascate, la capital omaní. A lo largo de la ruta nos detendremos en diversos lugares de interés, como el Mausoleo de Bibi Maryam en el yacimiento arqueológico de Qalhat, que sigue en pie como símbolo de la gloria pasada de esta antigua ciudad de la que ya hablaban célebres viajeros como Marco Polo e Ibn Battuta como próspero centro comercial desde el cual se exportaban caballos árabes, perlas y sal a la India a cambio de tela, especias y arroz. Aunque está en proceso de restauración y no se puede visitar, merece la pena ver cómo el edificio se alza imponente y desafiante hacia el mar. También haremos una breve parada fotográfica en el oasis de Wadi Tiwi, una pintoresca aldea de pescadores, y en el espectacular cenote de piedra caliza volcánica Bimmah, cuyas aguas turquesas de postal invitan a refrescarse. La última parada antes de llegar a Mascate será la hermosa playa de arena blanca y aguas tranquilas de Fins, un buen final antes de regresar a la gran ciudad.

Día 11. DESCUBRIENDO LA CAPITAL OMANÍ (AD)

Un tour guiado de medio día nos ayudará a conocer mejor la pulcra y bulliciosa, aunque organizada, capital del Sultanato de Omán. Mascate, una de las ciudades más antiguas de Oriente Medio, tiene mucho que ofrecer al viajero que esté dispuesto a descubrirla. A caballo entre tradición y modernidad, la Gran Mezquita Sultan Qaboos, la tercera mezquita más grande del mundo, nos maravillará por su elegancia y majestuosidad. Tiene un minarete de 90 metros de altura y la sala de oración principal está adornada con mármol de carrara y con la mayor alfombra persa de una sola pieza del mundo, tejida a mano por 600 mujeres, que pesa 21 toneladas y en cuyos 4.343 m² caben 20.000 fieles. En Muttrah, la ciudad vieja de Mascate, disfrutaremos de las vistas al océano Índico desde su corniche o paseo marítimo y nos adentraremos en su bullicioso zoco, donde el aroma a incienso, perfumes, jazmín y especias nos embriagará. También veremos edificios emblemáticos como los fuertes Al-Mirani y Al-Jalali, erigidos en el siglo XVI durante la ocupación portuguesa, y el Palacio Al Alam, residencia oficial del actual sultán. Completaremos el recorrido visitando la interesante colección del Museo Bait Al Zubair para comprender la historia y el glorioso pasado de Omán como uno de los centros comerciales más antiguos del mundo.

Ya bien situados, dispondremos de la tarde libre para pasear a nuestro aire por Mascate o, sencillamente, descansar en el hotel.

* Nota: La Gran Mezquita abre sólo de sábado a jueves de 8.00h a 11.00h de la mañana. Para acceder a ella, las mujeres deberán cubrirse el pelo con un pañuelo y llevar manga larga tanto en brazos como en piernas. Mientras que los hombres pueden ir en manga corta (no sin mangas ni con prendas transparentes), pero también deberán llevar pantalones largos.

Día 12. MASCATE POR LIBRE (AD)

Último día de este fantástico viaje en el que hemos podido conocer y disfrutar de Dubái, una de las ciudades más de moda de la Península Arábiga, y de Omán, un tesoro escondido que cada vez atrae a más viajeros. Hoy podremos reposar todas las experiencias vividas y aprovechar las instalaciones y servicios de nuestro hotel en Mascate o bien dejarnos llevar por el ambiente de Mascate por última vez.

Día 13. VUELTA A CASA

A la hora convenida con nuestro guía, nos dirigiremos al aeropuerto para coger el vuelo de regreso a Barcelona o Madrid. Y es que... todo lo bueno se acaba.

AD: Alojamiento y desayuno / PC: Pensión completa / MP: Media Pensión

Rutas similares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!