Descubriendo Omán y Six Senses Zighy Bay

Propuesta ruta de 9 días

¿Quién puede resistirse a un viaje que promete despertar nuestros sentidos sumergiéndonos en una rica y genuina cultura que ha sabido modernizarse sin perder sus propias tradiciones? Así es el Sultanato de Omán, un país con una historia que se remonta miles de años atrás, con flamantes ciudades e infraestructuras turísticas que han sabido conservar ese estilo oriental tan seductor, con una naturaleza y unos paisajes protagonizados por las dunas del desierto, las palmeras cargadas de dátiles, bellas montañas y profundas gargantas, sin olvidar ese azul del Índico, y con ese aroma embriagador de los perfumes, las especias y el característico incienso. Si le añadimos el colofón de unos días inolvidables en el exclusivo resort Six Senses Zighy Bay para renovar cuerpo y mente, ya tenemos una experiencia completa que no te puedes perder.

 

Día 1. EL SULTANATO DE OMÁN NOS ABRE SUS PUERTAS

Desde Barcelona o Madrid y vía Dubai, pondremos rumbo hacia uno de los países más tranquilos y desconocidos de la Península Arábiga: el Sultanato de Omán. Al llegar a Mascate, la capital, nos estará esperando nuestro guía privado para acompañarnos al hotel, donde podremos descansar.

Día 2. EL ISLAMISMO MODERNO DE MASCATE (AD)

Mascate, una de las ciudades más antiguas de Oriente Medio, nos cautivará desde el primer momento a través de los cinco sentidos. El recorrido por la capital omaní empezará con una de las visitas más espectaculares: la Gran Mezquita Sultan Qaboos, la tercera más grande del mundo. Este bello e imponente ejemplo de arquitectura islámica moderna con un minarete de 90 metros de altura, atesora en su interior una lujosa sala de oración adornada con mármol de carrara y la mayor alfombra persa de una sola pieza del mundo, tejida a mano por 600 mujeres, que pesa 21 toneladas y en cuyos 4.343 m² caben 20.000 fieles. Todavía deslumbrados por la Grand Mosque, como se la conoce popularmente, nos dirigiremos a la selecta fábrica de perfumes Amouage y es que la excepcional y fabulosa fragancia Amouage, considerado "el perfume más valioso del mundo", procede precisamente del Sultanato de Omán. Antes de detenernos en un restaurante para comer, podremos admirar y fotografiar el edificio de la Royal Opera House, diseñado por el mismo arquitecto de la Gran Mezquita, los fuertes Al-Mirani y Al-Jalali, erigidos en el siglo XVI durante la ocupación portuguesa, y el Palacio Al Alam, residencia oficial del actual sultán.

Ya por la tarde conoceremos más a fondo el glorioso pasado omaní en el Museo Bait Al Zubair, que también alberga una buena colección de objetos cotidianos y vestidos tradicionales. Pero será callejeando por Muttrah, la ciudad vieja, paseando por su corniche o paseo marítimo y adentrándonos en su zoco, que palparemos el ambiente y el devenir cotidiano de Mascate. Además de oler esa mezcla tan característica de incienso, perfumes, jazmín y especias, que emanan de los estrechos callejones del zoco.

* Nota: La Gran Mezquita abre sólo de sábado a jueves de 8.00h a 11.00h de la mañana. Para acceder a ella, las mujeres deberán cubrirse el pelo con un pañuelo y llevar manga larga tanto en brazos como en piernas. Mientras que los hombres pueden ir en manga corta (no sin mangas ni con prendas transparentes), pero también deberán llevar pantalones largos.

Día 3. ENTRE LAS DUNAS DE WAHIBA SANDS Y EL OASIS DE WADI BANI KHALID (MP)

Tras una breve parada en el antiguo pueblo de Ibra, muy próspero durante la época colonial en la que los nobles zarpaban hacia Zanzíbar y todavía hoy rico en cultivos, llegaremos al oasis más bello de Omán: Wadi Bani Khalid. Situado en un exuberante valle lleno de palmeras datileras y rodeado de espectaculares acantilados, este oasis tiene piscinas naturales de color esmeralda en las que podremos disfrutar de un agradable baño. Así iremos más preparados para vivir la experiencia de adentrarnos en el desierto de Wahiba Sands, una vasta extensión de gigantescas dunas que alcanzan los 100 metros de altura y cuyas tonalidades van del naranja al ámbar, según la composición de la arena y la luz del sol. Además de admirar este plácido y majestuoso paisaje, visitaremos un campamento beduino y conoceremos cómo viven estos auténticos habitantes del desierto.

Día 4. NIZWA, LA CAPITAL ESPIRITUAL DE OMÁN, Y LOS FUERTES DE BAHLA Y JABRIN (AD)

Hoy visitaremos Nizwa, capital política de Omán en los siglos VI y VII y actual centro espiritual del país donde son nombrados y enterrados todos los imames. Su fuerte, construido en el siglo XVII y con una imponente torre circular de 30 metros de altura y 43 metros de diámetro, es el más grande de toda la Península Arábiga y es todo un símbolo omaní, mientras que su zoco es famoso por la artesanía en plata, especialmente el khanjar, típico cuchillo omaní de empuñadura curva y hoja tallada en plata.

A continuación nos esperan los magníficos fuertes de Bahla y Jabrin, otras dos antiguas capitales de Omán. Ambos fueron construidos a finales del siglo XVII. El de Bahla, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un excelente ejemplo de arquitectura islámica con inscripciones de madera y bellas pinturas en el techo, mientras que el de Jabrin, que fue un importante centro de enseñanza médica, astrológica y de ley islámica, además de residencia del sultán, es uno de los mejor conservados.

Día 5. BELLEZA NATURAL EN WADI BANI AWF Y NAKHL (AD)

La ruta de regreso a Mascate nos conducirá por la impresionante garganta de Wadi Bani Awf, cuyos acantilados de piedra caliza esconden un wadi cruzado por un río y repleto de dátiles, limones y mangos. En medio de este asombroso paisaje de gran belleza natural se abre paso Bilad Sayt, una encantadora aldea cuyas casas y terrazas de cultivos crean una estampa de postal. Por último, visitaremos el tradicional pueblo de Nakhl, a los pies de las montañas de Hajar y rodeado de manantiales, con un magnífico fuerte levantado para proteger las extensas plantaciones de dátiles y cuyas fabulosas vistas de 360 grados del entorno nos dejarán boquiabiertos. Finalmente llegaremos a Mascate, donde pernoctaremos.

Días 6, 7 y 8. RELAX DE LUJO EN SIX SENSES ZIGHY BAY (AD)

Hoy nos trasladaremos vía terrestre hasta el exclusivo resort Six Senses Zighy Bay, totalmente integrado en el paisaje de la Península de Musandam, donde disfrutaremos de tres maravillosos días a nuestro aire. Podremos relajarnos en las cómodas villas y suites, disfrutar de su formidable playa y de las vistas a las montañas, saborear su deliciosa gastronomía, mimar cuerpo y mente en el spa y en el resto de instalaciones o, los más activos, navegar, bucear e incluso hacer parapente. Cada uno elige cómo quiere que sea su experiencia en el Six Senses Zighy Bay, un resort de puro lujo y sostenible, comprometido con la comunidad local y el medio ambiente.

Día 9. EL VIAJE LLEGA A SU FIN

Nuestro viaje termina, pero nos quedarán muy buenos recuerdos y sensaciones tras haber descubierto este tesoro escondido entre el desierto y el océano Índico llamado Omán. A la hora acordada con nuestro guía privado, nos trasladaremos al aeropuerto internacional de Dubái para embarcar en el vuelo de madrugada de regreso a casa.

AD: Alojamiento y desayuno / PC: Pensión completa / MP: Media Pensión

Rutas similares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!