Cuba Fly & Drive

Propuesta ruta de 13 días

Recorrer Cuba en nuestro coche de alquiler nos dará la libertad de explorar esta bella isla caribeña a nuestro ritmo y de vivirla intensamente. Esta ruta fly and drive de 13 días por Cuba será un auténtico viaje de descubrimiento, en el que quedaremos fascinados por sus ciudades coloniales, por sus playas y paisajes espectaculares y por los deliciosos sabores de su gastronomía y de sus cócteles.

Empezaremos nuestro viaje con una ruta guiada por La Habana en un descapotable vintage y dedicaremos también una jornada a conocer el legado de Ernest Hemingway en Cuba. En la casa-museo de Finca Vigía, Hemingway escribió algunas de sus obras más destacadas, y en el pueblo pesquero de Cojímar sentiremos la esencia marinera que le llevó a escribir El viejo y el mar. La búsqueda del legado colonial de la isla nos llevará a ciudades tan bonitas como Cienfuegos y Trinidad, con centros históricos maravillosos, llenos de color.

Nos esperan los paisajes increíbles de dos parques nacionales Patrimonio de la Humanidad. En el Parque Nacional del Valle de Viñales podremos fotografiar los impresionantes mogotes, colinas rocosas que parecen emerger de la nada creando un enigmático y bello paisaje. Aquí se cultiva el mejor tabaco del mundo y explorando sus plantaciones descubriremos todos sus secretos. Y en el Valle de los Ingenios nos remontaremos a la época de esplendor de la industria azucarera y conoceremos su apasionante historia.

Tras varios días recorriendo la isla en nuestro vehículo, Cayo Guillermo será la línea de llegada de esta maravillosa travesía. Y la recompensa serán tres días disfrutando del ocio y del relax en un alojamiento exclusivo en Playa Pilar, una de las mejores playas de Cuba. Con las impresionantes vistas del archipiélago del Jardín de los Príncipes en el horizonte, uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo, nos convenceremos de que estamos en el paraíso.

Día 1. LA HABANA NOS ESPERA

Solo un vuelo transoceánico nos separa de la fascinante Cuba. En cuanto hayamos aterrizado en La Habana, realizaremos los trámites de aduanas correspondientes y esperaremos en el Salón Vip para la recogida de nuestro equipaje. Allí nos dará la bienvenida un corresponsal de Big Sur, que gestionará nuestro traslado hasta el Hotel Iberostar Parque Central, donde pasaremos nuestras cuatro noches en la capital de Cuba.

Este hotel de cinco estrellas está ubicado en un emplazamiento ideal para explorar los lugares más turísticos de la ciudad. El edificio, de estilo colonial, está equipado con todos los lujos y comodidades y tiene una piscina en el ático, desde la que podremos disfrutar de increíbles vistas la ciudad.

Día 2. UNA RUTA GUIADA POR LA HABANA EN COCHE VINTAGE Y A PIE (MP)

Ya descansados tras el largo viaje, esta mañana empezaremos a explorar La Habana. Y qué mejor modo de tener una primera impresión general de la ciudad que hacer una visita guiada panorámica por La Habana en un coche descapotable vintage. Con esta experiencia original y auténtica recorreremos los lugares más emblemáticos de La Habana, mientras nuestro guía nos va descubriendo particularidades de la historia de la ciudad y de Cuba.

Desde el famoso malecón de la Habana y la exclusiva Quinta Avenida, repleta de mansiones de los años 50, hasta El Vedado, el centro administrativo y uno de los núcleos culturales de la ciudad. En la visita recorreremos los lugares imprescindibles de La Habana y nos acercaremos al impresionante Capitolio de La Habana, al Museo de la Revolución y contemplaremos el Castillo del Morro, una impresionante ciudadela que está inscrita en el Patrimonio Mundial de la Humanidad junto a la Ciudad Vieja de la Habana.

Para almorzar, nos detendremos en uno de los paladares (restaurantes) con más encanto e historia de la Habana Vieja. Muy cerca de la Catedral encontramos el paladar Doña Eutimia, que debe su nombre a Eutimia, una señora que cocinaba para los artistas del Taller Experimental de Gráfica. El secreto de su cocina es elaborar una comida casera y llena de amor, con la que saborearemos la esencia de la comida tradicional cubana.

Por la tarde visitaremos a pie los principales lugares de la Habana Vieja y pasearemos por las cuatro plazas que forman el eje de la parte antigua de la ciudad. La Plaza de San Francisco era el núcleo de la vida comercial habanera. Sus edificios más destacados son la Lonja del Comercio y la Basílica de San Francisco de Asís y la arquitectura de la plaza nos recordará a los cascos antiguos de las ciudades españolas.

La Plaza de Armas es la más antigua de La Habana y, como su nombre indica, en el siglo XVI se usaba para prácticas militares. En cambio, hoy en día la suelen ocupar puestos ambulantes de libros usados sobre la historia de Cuba. Además de libros y curiosidades, aquí encontraremos el Museo de la Ciudad y dos bellas mansiones del siglo XVII que forman el complejo arquitectónico de la Casa Árabe.

La ruta nos llevará a la tercera de las plazas, la Plaza Vieja, que era el centro neurálgico de la ciudad en la época colonial española. El edificio Gómez Villa es el más destacado y en su parte superior hay una cámara oscura que proyecta una imagen en tiempo real de La Habana. Esta experiencia sensorial única nos permitirá ver la ciudad de un modo muy original.

Seguiremos hasta la Plaza de la Catedral, cuya catedral de San Cristóbal fue descrita como un “conjunto de música en piedra” por su belleza. La Plaza de la Catedral es la más visitada de La Habana, un rincón lleno de vida ideal para cenar y tomar algo relajadamente en una de sus terrazas. Muy cerca está La Bodeguita del Medio, uno de los bares que Ernest Hemingway solía frecuentar. Al probar sus mojitos entenderemos por qué le gustaba tanto a Hemingway y por qué es uno de los bares más populares de La Habana.

Una visita cultural que vale mucho la pena es el Centro Wilfredo Lam, donde se exhiben las piezas de este artista amigo de Picasso, cuyas creaciones de inspiración cubana son famosas internacionalmente. Y si queremos comprar artesanía, joyería o cuadros, en los puestos del Mercado al Aire Libre de la calle Tacón encontraremos obras hechas a mano por sus creadores.

Tras esta exhaustiva visita guiada por La Habana, recogeremos el coche de alquiler con el que nos desplazaremos en nuestra ruta fly and drive por Cuba.

Día 3. DESCUBRIENDO LOS SECRETOS DEL MEJOR TABACO DEL MUNDO EN EL VALLE DE VIÑALES (AD)

Ahora que ya estamos familiarizados con La Habana, cogeremos nuestro coche de alquiler para salir de la capital cubana y adentrarnos en los paisajes asombrosos del Valle de Viñales. Este parque nacional de Cuba fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 por su impresionante belleza natural y por el valor cultural y tradicional de la agricultura del tabaco.

Desde el mirador del Valle de Viñales tendremos unas vistas espectaculares de los mogotes, colinas verdes con forma de cono y de torre, que parecen emerger de la nada en una amplísima llanura y que crean un paisaje de una singularidad única.

La mejor manera de conocer el valle y todo su rico legado cultural y agrícola es hacer una visita guiada a pie o a caballo por las mejores plantaciones de tabaco del mundo. Aquí aprenderemos el arte del cultivo del tabaco y de la elaboración de los célebres puros habanos. Y para completar esta didáctica experiencia, podemos probar un habano a la sombra de uno de los mogotes del valle.

Cuando hagamos nuestra parada para almorzar, lo mejor es comer en algún paladar del pueblo de Viñales, donde podremos saborear las maravillas de la comida criolla en un entorno auténtico.

Sin duda, la excursión al valle de Viñales es una experiencia de lo más enriquecedora para empezar a descubrir la belleza de los paisajes cubanos y de las comunidades rurales. Al finalizar la jornada, regresaremos a nuestro hotel.

Día 4. TRAS LOS PASOS DE HEMINGWAY EN LA HABANA (AD)

Ernest Hemingway fue uno de los autores más prestigiosos del siglo XX y con su larga estancia en La Habana ha elevado algunos de los lugares de la ciudad a la categoría de mito. Una de las mejores opciones para aprovechar este día libre por La Habana es seguir la huella del premio nobel estadounidense desplazándonos a nuestro ritmo en nuestro coche de alquiler.

La primera parada obligada de esta ruta monográfica es la Finca Vigía, una casa-museo dedicada a la figura de Ernest Hemingway. Esta impresionante casa colonial rodeada de vegetación está situada en San Francisco de Paula, en las afueras de La Habana. Ernest Hemingway vivió en Finca Vigía durante veinte años y aquí escribió algunas de sus obras más emblemáticas como Por quién doblan las campanas o El viejo y el mar. En esta bella finca rodeada de vegetación encontraremos algunos de los bienes más emblemáticos del autor, como el yate Pilar en el que solía navegar e inspirarse.

En La Habana, pasearemos por la Calle de San Isidro, que Hemingway observó magistralmente, por el humilde barrio de Atarés, por los muelles del puerto, el barrio de Jesús María y la colina de Casablanca, presidida por un Cristo de 15 metros de altura. También podemos acercarnos hasta el pueblo pesquero de Cojímar, uno de los lugares preferidos de Hemingway, que le sirvió de inspiración para escribir El viejo y el mar. Aquí podemos almorzar en algunos de los paladares de la zona, donde nos servirán un pescado exquisito.

El colofón de esta ruta siguiendo el paso de Hemingway por La Habana será explorar sus rincones favoritos en La Habana Vieja. Hemingway se hospedaba en la habitación 511 del Hotel Ambos Mundos, y podemos visitar su habitación, un pequeño espacio consagrado al escritor que conserva el mobiliario intacto. Paseando por las calles de la Habana Vieja nos impregnaremos de los olores y sabores de Cuba, las frutas tropicales, las cajas de tabaco recién abiertas, el café tostado y para hacer un agradable homenaje al autor, podemos tomarnos un daiquiri en el bar La Floridita, el favorito de Hemingway.

Día 5. CIENFUEGOS, UNA CIUDAD COLONIAL CON ACENTO FRANCÉS (AD)

Vale la pena madrugar para aprovechar esta jornada en la que nos despedimos de La Habana por unos días. Nos pondremos rumbo a Cienfuegos en nuestro coche de alquiler, en un trayecto en el que nos esperan playas maravillosas y una experiencia de inmersión única.

Conduciremos por la carretera que bordea el Parque Nacional de la Ciénaga de Zapata, uno de los mayores humedales del mundo, y llegaremos hasta Playa Girón y la Cueva de los Peces. En este espectacular cenote (piscina natural muy profunda rodeada de vegetación), podremos hacer una inmersión de buceo inolvidable. La Cueva de los Peces está conectada por un túnel submarino con el mar y en sus cristalinas aguas encontraremos una asombrosa y colorida variedad de peces.

La ruta continúa hasta Cienfuegos, ciudad que también es conocida como la Perla del Sur de Cuba. La fundaron colonos franceses en 1819 y en la actualidad es uno de los principales puertos del país. Además, uno de sus alicientes es el dinamismo de su vida cultural. El centro histórico de Cienfuegos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2005 y destaca por el trazo perfecto de sus calles y por el alto valor arquitectónico de sus edificios. En su arquitectura está muy presente la influencia francesa, por lo que vale la pena visitar por lo menos sus tres edificios más destacados: el Teatro Tomás Terry, un monumento nacional que destaca por la belleza ornamental de su interior, el Palacio Ferrer, un buen ejemplo de arquitectura catalana modernista con un bonito mirador, y el Palacio del Valle, cuya mezcla de estilos mudéjar y veneciano lo convierten en una joya única.

Nuestro alojamiento será el Hotel Meliá San Carlos, un hotel histórico en pleno centro de Cienfuegos, cuya terraza está considerada uno de los mejores miradores de la ciudad. Este edificio de gran belleza arquitectónica fue construido alrededor de 1920 y en sus modernas habitaciones disfrutaremos de todo el lujo y de la comodidad de este exclusivo establecimiento.

Día 6. PASEANDO POR TRINIDAD, UNA CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (AD)

Junto con La Habana y Cienfuegos, la ciudad de Trinidad es otra de las maravillas patrimoniales de la isla. Los españoles la fundaron en 1514 y en ella parece que el tiempo se haya detenido en los siglos XVIII y XIX. El centro histórico de Trinidad está magníficamente conservado y el año 1988 fue inscrito en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco.

Tras recorrer el trayecto que conecta Cienfuegos y Trinidad, dedicaremos la jornada a explorar la joya colonial de Cuba. Paseando por las calles empedradas del centro histórico de Trinidad nos sorprenderán sus casas bajas pintadas de colores alegres, uno de los rasgos principales de esta dinámica ciudad.

Dos lugares que debemos incluir en nuestra visita son el Palacio Cantero y el Bar La Chánchara. El primero es la sede del Museo Municipal de Trinidad y, aunque su estilo arquitectónico es distinto al del conjunto de la ciudad, es una de las construcciones más bellas. Desde lo alto de su torre disfrutaremos de unas vistas preciosas.

Una chánchara es un refrescante combinado de aguardiente, miel y limón con hielo, que forma parte de la gran tradición de cócteles autóctonos de Cuba. El nombre del Bar La Chánchara es un homenaje a esta bebida tradicional cubana y, sin duda, su terraza-jardín es uno de los mejores lugares para degustarla.

Pasaremos nuestra noche en Trinidad en el Hotel Iberostar Gran Trinidad, un hotel exclusivo de cinco estrellas que está considerado uno de los mejores hoteles de Cuba. La arquitectura colonial de este edificio situado en pleno centro histórico nos transportará hasta el siglo XVI, pero disfrutando de todo el lujo y confort contemporáneo.

Día 7. EL VALLE DE LOS INGENIOS, UNA INMERSIÓN EN LA INDUSTRIA AZUCARERA CUBANA (AD)

A lo largo de esta ruta en coche hemos descubierto todos los secretos del tabaco cubano en el Valle de Viñales, y ahora es el turno de otro de los productos estrella de Cuba: el azúcar.

El Valle de los Ingenios es una gran llanura con un paisaje espectacular que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988 tanto por su valor paisajístico como por su legado relacionado con la industria azucarera. Aquí podremos explorar los vestigios de la que fue una de las principales industrias del país hasta que empezó su declive a mediados del siglo XIX. Recomendamos visitar un antiguo ingenio azucarero, una hacienda dedicada a la producción de azúcar, y conoceremos en primera persona la historia y los trabajos de esta industria tan importante en Cuba. Para completar la experiencia, podemos hacer una ruta turística en un tren de vapor con una locomotora de 1919, o acercarnos hasta la localidad ganadera de Guachinango.

En la ruta hasta Cayo Guillermo podemos hacer dos paradas para conocer las localidades de Sancti Spiritus y Ciego de Ávila, dos ciudades con centros históricos coloniales y también con una arraigada tradición azucarera.

Al llegar a las paradisíacas playas de aguas turquesa de Cayo Guillermo, devolveremos el coche de alquiler en el que hemos vivido la experiencia increíble de recorrer Cuba a nuestro aire. Ahora tendremos tres días para disfrutar de toda la oferta de ocio y relajación de este idílico lugar.

Las próximas cuatro noches nos alojaremos en el Hotel Iberostar Playa Pilar, un cinco estrellas considerado la puerta al paraíso de Cuba. Y es que si las playas de esta isla caribeña son sorprendentes, Playa Pilar está considerada la mejor playa de Cuba. Tendremos tres días para comprobarlo.

Días 8, 9 y 10. DISFRUTANDO DE CAYO GUILLERMO, EL PARAÍSO DE CUBA (TI)

Cuando nos despertemos en nuestra habitación de hotel en Cayo Guillermo y contemplemos las espectaculares vistas de sus playas y del archipiélago de Jardines del Rey, nos preguntaremos si aún estamos soñando o si son reales.

Y lo mejor es que dispondremos de tres días para disfrutar a nuestro aire de este paraíso terrenal, considerado uno de los más deseados del mundo. El archipiélago de Jardines del Rey posee una de las barreras de coral más importantes del planeta y sumergirnos en sus aguas será una experiencia maravillosa.

Este edén de playas interminables de arena fina, aguas turquesa y cocoteros es ideal tanto para disfrutar activamente de la naturaleza, como para relajarse tumbado en una hamaca, mientras el rumor de las olas nos arrulla y nos maravillamos con las vistas de nuestro alrededor.

Día 11. DE VUELTA A LA HABANA (TI)

Nuestra estancia en Cayo Guillermo se acerca a su fin. Dispondremos de algunas horas para acabar de disfrutar de este maravilloso lugar, hasta que llegue el momento de trasladarnos al aeropuerto de Cayo Coco para tomar el avión hacia La Habana.

Una vez en el aeropuerto de La Habana, nos trasladaremos a nuestro hotel, Iberostar Parque Central.

Día 12. ÚLTIMAS HORAS EN LA HABANA (AD)

Después de desayunar, podremos aprovechar la última mañana en La Habana para dar un paseo por sus calles y visitar los Almacenes de San José de la Avenida del Puerto, en los que podemos hacer las últimas compras de artesanía, pintura, joyería, piezas de plata... Y para refrescarnos, qué mejor que disfrutar de un agua de coco recién abierto y disfrutar de los sabores tropicales de Cuba.

A la hora indicada, tendremos un servicio de traslado privado al aeropuerto, donde tomaremos un vuelo nocturno a nuestra ciudad de origen.

Día 13. LLEGADA A CASA

Con la llegada a la ciudad de origen, finalizan nuestros servicios.

AD: Alojamiento y desayuno / PC: Pensión completa / MP: Media Pensión

Rutas similares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!