A caballo entre la península malaya y la isla de Borneo, Malasia es un país fascinante en el que la modernidad de sus ciudades y sus rascacielos contrastan con la naturaleza virgen de algunas de las selvas más antiguas del mundo.

Este país del Sudeste Asiático es también un ejemplo a seguir de convivencia de distintas culturas y confesiones religiosas en un mismo territorio. En Kuala Lumpur, Malaca o Georgetown es fácil encontrar templos chinos, hinduistas, budistas o mezquitas cuyo valor patrimonial es un reflejo de las culturas que habitan en el país. Si quieres conocer algunos de los principales atractivos de Malasia, déjate fascinar por nuestra selección de imágenes.

La ciudad de Georgetown es un buen ejemplo de la amalgama de culturas que conviven en Malasia y también de su modernidad. Los ingeniosos murales de Ernest Zacharevich para el festival de Arte y Cultura fueron pioneros para el despegue del street art en la ciudad y actualmente constituyen uno de sus grandes atractivos turísticos.

El street art de Georgetown

Las omnipresentes Torres Petronas son el icono más visible de la vibrante Kuala Lumpur. Con sus 452 metros de altura lograron mantenerse como edificio más alto del mundo durante 5 años y aún siguen siendo las torres gemelas más altas del mundo.

Las Torres Petronas, el símbolo de Kuala Lumpur
Las Cameron Highlands, junglas y plantaciones de té

Las colinas de Cameron Highlands son un respiro de las temperaturas tropicales de Malasia muy apreciado por los turistas locales. Esta región de montaña destaca por el verde intenso de las plantaciones de té de sus lomas y es también un lugar ideal para los amantes del senderismo.

La impresionante estatua del dios Murugan de 42 metros de altura nos da la bienvenida al complejo de las Cuevas Batu, uno de los mayores santuarios hindús que se pueden encontrar fuera de la India. Para acceder a esta red de cuevas y santuarios hay que subir 272 escalones. Además de maravillarnos con las esculturas y las obras de arte de su interior, desde la parte superior podremos disfrutar de unas espectaculares vistas de Kuala Lumpur.

El templo de las Cuevas Batu
El teleférico de Langkawi

Las 99 islas que componen el archipiélago de Langkawi son un tesoro natural de Malasia y uno de sus principales alicientes turísticos. Si queremos disfrutar del espectacular contraste de paisaje de montaña y selva con las playas paradisíacas que bordean las islas, lo mejor es subir al teleférico de Langkawi para disfrutar de las vistas de vértigo que tendremos desde sus cabinas o, para los más atrevidos, cruzar el SkyBridge, uno de los puentes colgantes más largos del mundo./p>

El templo budista Kek Lo si en la Isla de Penang

En la isla de Penang, apenas a unos kilómetros de Georgetown, se encuentra el templo Kek Lo Si. Este es el templo budista más grande de Malasia y uno de los más grandes del Sudeste Asiático, por lo que se ha convertido en un destacado centro de peregrinación. El complejo está formado por varios edificios entre los que sobresale la pagoda de siete plantas que se suele conocer con el nombre de la Pagoda de las 10.000 estatuas de Buda que decoran su fachada, esculpidas en bronce y alabastro.

La tribu Iban en el Parque Nacional Batang Ai en Borneo

El Parque Nacional Batang Ai es un increíble ecosistema de selva que rodea al lago homónimo Batang Ai. En sus orillas habita la tribu de los Iban, la etnia mayoritaria de la región de Sarawak, cuyo pasado como antiguos cortadores de cabezas ya es historia. Adentrarse en la selva para visitar sus longhouse, casas comunales, y profundizar en el conocimiento de su cultura profundamente vinculada a la naturaleza y a la religión es una experiencia única.

Las selvas de Malasia son algunas de las más antiguas del mundo y presentan una variedad de fauna y flora insólitas. Entre sus habitantes más ilustres está el mono narigudo o proboscídeo, cuyos peculiares rasgos lo convierten en una de las especies más curiosas de las que podemos encontrar en los parques nacionales de Borneo. Desafortunadamente, la deforestación ha provocado que esta especie esté actualmente amenazada.

Los monos narigudos de las selvas de Borneo
Una mezquita sobre las aguas del Estrecho de Malaca

La mezquita del estrecho de Malaca fue construida en 2006 en la orilla del estrecho sobre una isla artificial. También se la conoce como la Mezquita Flotante de Malaca porque se sustenta sobre unos pilares y al subir la marea, la mezquita parece flotar sobre las aguas, creando un efecto similar al del Santuario de Itsukushima de Japón. Su estilo arquitectónico fusiona elementos malayos y árabes, creando un conjunto de gran belleza.

Las cuevas de Gomantong de Borneo

Las cuevas de Gomantong de Borneo son unas de las más espectaculares del mundo y sus galerías llegan a alcanzar los 100 metros de profundidad. Esta catedral de la naturaleza está habitada por orangutanes, millones de insectos, murciélagos y golondrinas, cuyos nidos son un bien gastronómico muy preciado. Adentrarte en su interior es una experiencia única a la vez que escalofriante.

Si has disfrutado con este post, echa un vistazo a nuestras propuestas de ruta por Malasia.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!