En cualquier viaje es importante seleccionar lo que no queremos perdernos, pero si queremos viajar a Australia, uno de los lugares más lejanos al que podremos viajar, mejor que no nos quede nada en el tintero. Las antípodas te fascinarán por su combinación perfecta entre lo civilizado y lo salvaje. Aquí encontrarás ciudades como Sídney o Melbourne, con la mejor calidad de vida del mundo, y unos paisajes y una fauna que de puro destino de aventura. Este país te ofrecerá una cantidad de experiencias y de posibilidades increíbles, y de todo su patrimonio hemos elegido cinco lugares imprescindibles de Australia que no pueden faltar en tu viaje a esta isla-continente. Te invitamos a descubrirlos.

La Casa de la Ópera de Sídney, una maravilla arquitectónica

Casa de la Ópera de Sídney

La naturaleza es el verdadero patrimonio de Australia, un viejo continente, pero un país muy joven. Con la colonización británica se empezaron a crear los primeros asentamientos y poblaciones a finales del siglo XVIII por lo que raramente encontraremos edificios históricos en el país. De todos los que ha construido el hombre, el principal icono de Sídney, y de todo el país, es la Casa de la Ópera de Sídney del arquitecto danés Jorn Utzon. Este edificio Patrimonio de la Humanidad, inaugurado en 1973, revolucionó el concepto de auditorio y ha servido de inspiración para muchos edificios del mundo entero.

El Monte Uluru – Ayers Rock, la montaña sagrada de Australia

Monte Uluru - Ayers Rock a vista de pájaro

Si la Casa de la Ópera de Sídney es el edificio por excelencia de Australia, el Monte Uluru, o Ayers Rock, es la montaña del país. Situada en el Parque Nacional Uluru – Katja Juta, esta montaña es sagrada para los aborígenes, quienes la consideran “el ombligo del mundo” desde el que nacieron los primeros hombres. Este altiplano rojizo que parece emerger de la nada en las llanuras del outback australiano, es una de las montañas más singulares del mundo y ver el amanecer o la puesta del sol en ella, es una experiencia mágica que seguramente nos ayudará a comprender el valor que siempre ha tenido para los aborígenes.

La Gran Barrera de Coral, un tesoro de la naturaleza

Gran barrera de Coral de Australia

Si el color rojizo de la arena del outback resulta impactante, la intensidad de las aguas turquesa de la Gran Barrera de Coral de la costa de Queensland, es otra de aquellas imágenes que nos quedarán grabadas en el recuerdo. Si desde fuera ya nos parece bonita, al zambullirnos en sus aguas para hacer snorkel o submarinismo, descubriremos el increíble mundo de color y de vida de una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta. Ballenas, tortugas, peces, cocodrilos y más de doscientas especies de aves son los habitantes de esta estructura formada por 2900 arrecifes que actualmente es uno de los mayores tesoros naturales de la humanidad.

Las pinturas rupestres del Parque Nacional de Kakadu

Pinturas rupestres del Kakadu National Park de Australia

Otro de los Patrimonios de la Humanidad de Australia es el Parque Nacional de Kakadu, en el que encontraremos una mezcla fascinante de paisaje, fauna y legado prehistórico. Hace 50.000 años sus escarpadas rocas sirvieron a los aborígenes para cobijarse y en sus paredes dejaron la huella de su arte y creatividad. Ahora podemos admirar las escenas de caza, los retratos de animales y de figuras humanas en uno de los yacimientos de pinturas rupestres más grandes del mundo, que constituye un valioso legado cultural y un auténtico tesoro antropológico.

Los 12 Apóstoles de la Great Ocean Road

12 Apóstoles en la Great Ocean Road de Australia

En el sur de esta isla continente tendremos la oportunidad de recorrer una de las rutas panorámicas más espectaculares del mundo, la Great Ocean Road, cuyos espectaculares paisajes seguro que superarán nuestras expectativas. En los 243 kilómetros de carretera que bordean la costa del océano Antártico, iremos alternando playas que son auténticos paraísos para surfistas, con las vistas de acantilados espectaculares, en los que la erosión ha esculpido maravillas tales como los 12 Apóstoles, espectaculares torres de piedra que alcanzan los 45 metros de altura y que el mar y el viento han logrado separar de los acantilados en una laboriosa obra maestra de más de 20 millones de años de elaboración.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbase a nuestro blog de viajes!

Únase a nuestra lista de correo para recibir los artículos exclusivos de nuestro blog de viajes.

Se ha suscrito a nuestro blog correctamente, gracias!